Negreira demanda “tiempo” a General Dinamics antes del cierre de la fábrica de armas

Carlos Negreira_rolda Concello Coruña

El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, ha reiterado su apoyo a los trabajadores de la fábrica de armas y ha vuelto a reclamar “tiempo”, hasta el 31 de diciembre, a la multinacional norteamericana General Dynamics para evitar el cierre de esta factoría.

Mientras, el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de A Coruña le ha instado a ejercer “su peso político”. A su vez, el BNG ha acusado a los populares de “discriminar” a esta factoría.

Ante la finalización este viernes del plazo de adscripción voluntaria al plan de bajas voluntarias y prejubilaciones, el regidor sostiene que seguirá “insistiendo” y pidiendo “que este 12 de abril se convierta en 31 de diciembre para que nos dé tiempo y podamos proceder a la reconversión”, señala en alusión a la búsqueda de alternativas industriales.

Negreira ha asegurado que, para lograrlo, “solo falta el compromiso de la empresa”. Así, ha explicado que estos argumentos se los ha hecho llegar a la presidenta de General Dynamics, Phebe Novakovic, con una carta remitida este jueves a la sede de la empresa.

En ella, le insta “a que reconsidere” el cierre. “Le pedimos a una empresa que factura 24.000 millones de euros y que tiene una plantilla de 95.000 trabajadores que cambie de opinión y nos dé una oportunidad para construir un nuevo proyecto para la fábrica de armas”, ha indicado.
CRITICAS DE LA OPOSICIÓN

Mientras, la portavoz socialista, Mar Barcón, ha subrayado que el PP “no tiene disculpa para dejar caer la fábrica de armas” y ha reclamado al alcalde que ejerza “su peso político” ante la Xunta y el Gobierno de España.

“Los gobiernos de mayoría absoluta cuando se piden y se logran son para algo y hoy no hay disculpa porque el PP tiene mayoría absoluta en todas las administraciones”, ha señalado Mar Barcón.

Por su parte, el Grupo Municipal del BNG ha vuelto a defender la diversificación de la producción en el ámbito civil y ha acusado al alcalde de A Coruña y a los presidentes de la Xunta y del Gobierno de “discriminar” a los trabajadores de la fábrica de armas y de “abandonarlos y caminar de la mano de las multinacionales y los mercados”, añade en un comunicado

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar