Minoristas de Pescanova exigen responsabilidades

Accionistas minoritarios de Pescanova han presentado una querella criminal en la Audiencia Nacional en la que solicitan penas de hasta seis años de prisión para el consejo de administración de la firma gallega por presuntos delitos societarios, entre ellos falseamiento de sus cuentas anuales y administración fraudulenta o desleal.

Así se recoge en la querella, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que Joaquín Yvancos, ex abogado de José María Ruiz Mateos, argumenta que el consejo de administración ha cometido presuntamente otros delitos como abuso de información privilegiada en el mercado de valores, teniendo en cuenta que hubo firmas que se desprendieron de acciones antes del preconcurso.

En concreto, consideran que los administradores han vulnerado presuntamente varios artículos del Código Penal, entre ellos el 282, penado con hasta cuatro años por falsear la información económica-financiera “con el propósito de captar inversores o depositantes, colocar cualquier tipo de activo financiero u obtener financiación por cualquier medio”.

“En el supuesto de que se llegue a obtener la inversión, el depósito, la colocación del activo o la financiación, con perjuicio para el inversor, depositante, adquiriente de los activos financieros o acreedor, se impondrá la pena en la mitad superior. Si el perjuicio causado fuera de notoria gravedad, la pena a imponer será de uno a seis años de prisión y multa de seis a doce meses”, señala la demanda.

Los afectados también extienden la demanda a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), al considerar que no desarrolló “una actividad diligente, una vigilancia concienzuda y con la determinación precisa y no pudo percibir con prontitud la verdadera situación de la compañía”.

Por ello, consideran que el organismo supervisor ha reaccionado “tarde, de manera lenta y poco atinada”, al tiempo que ha permitido a los inversores destinar “importantes cantidades” a la compra de acciones de la sociedad un día antes de la suspensión de la cotización.

Asimismo, la querella se ha interpuesto contra la firma BDO, auditora de Pescanova durante once años, al estimar que su conducta ha sido “inadmisible y no justificable”.

En concreto, Yvancos representa a un grupo de accionistas minoritarios, con una media de entre 20.000 y 30.000 euros en acciones de Pescanova, aunque el afectado con mayor importe invertido, un camionero de Cuenca, supera los 400.000 euros.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar