Galicia, entre las ocho comunidades con un mayor índice de movilidad laboral

   Galicia se encuentra entre las ocho comunidades con un mayor índice de movilidad laboral (92), según el estudio ‘Randstad Workmonitor’ elaborado por la compañía de recursos humanos a partir de 14.000 encuestas realizadas en 32 países.

   En concreto, Randstad analiza y compara el índice de movilidad laboral de distintos países a partir de una combinación de datos procedentes de la confianza en mantener el empleo, las expectativas a cambiar de puesto de trabajo y el porcentaje de personas que están buscando nuevas oportunidades profesionales y la satisfacción en el entorno laboral.

Según la última oleada del informe, Galicia (92) se posiciona entre las ocho comunidades autónomas con una mayor movilidad laboral. Por su parte, España cuenta con un índice de 102, cuatro puntos más que en el anterior trimestre, y se sitúa entre los tres países de la Unión Europea de los 15 con una mayor movilidad laboral, solo superada por Francia (109) y Reino Unido (105).

En un contexto internacional más amplio, el mercado español se encuentra seis puntos por debajo de la media internacional y en línea con países como Australia (102), Noruega (100) y Japón (100). Malasia (136) India (150) y Brasil (138) son los países con más movilidad y, por tanto, donde se esperan más cambios en las plantillas de los trabajadores.

Mientras, Luxemburgo (81) e Italia y Alemania (91) son los países con un índice sensiblemente menor a la media y, por ende, donde las expectativas de cambio entre empleos es más baja y se espera menos rotación en las organizaciones.

CONFIANZA EN ENCONTRAR EMPLEO

La empresa de recursos humanos señala, en relación a la confianza ante el empleo, que la situación se mantiene “en los mismos parámetros” del

trimestre anterior. El 40% de españoles cree que podría conseguir un empleo similar en los próximos seis meses y un 42% también ve posibilidades, aunque fuera un puesto de trabajo en condiciones diferentes.

En esta línea, y dada la situación económica actual, ve “lógico” pensar que los trabajadores “apuesten por la estabilidad”. Al igual que el año pasado, un 73% asegura que no se encuentra buscando un trabajo nuevo de forma activa, aunque se muestran “abiertos a un cambio”.

Por regiones, asturianos (95%), murcianos (93%), castellano-manchegos (93%), aragoneses (87%) y vascos (83%) son los trabajadores que aseguran con más fuerza que no se encuentran buscando un nuevo empleo de manera activa.

Superan también la media nacional los profesionales gallegos y extremeños, con un 77 y 75% respectivamente. Le siguen, ambos con

un 72%, los trabajadores de la Comunidad Valenciana y Canarias. Y, en el otro lado de la balanza, se posicionan los encuestados residentes en Castilla y León (71%), Cataluña (70%) y Andalucía (70%), entre otros.

Esta situación también se refleja en el porcentaje de empleados que han cambiado de trabajo recientemente. Solo un 19% de españoles lo han hecho en los últimos dos años, lo que supone una de las cifras más bajas de la UE, superando únicamente a Italia (16%), Luxemburgo (16%) y Bélgica (18%), y a nivel internacional solo a Japón (18%).

Los países europeos en los que ha habido una mayor movilidad en esta materia son Turquía (34%), Dinamarca (26%), Polonia (25%), Suiza (24%) y Grecia (24%).

Cuando los españoles deciden cambiar de trabajo los motivos son diversos, según apunta Randstad. Los aspectos empresariales como reorganizaciones y fusiones de compañías (30%), la búsqueda de mejores condiciones de trabajo (29%) y la ambición profesional (26%), como el salario, lideran el ranking de prioridades a la hora de cambiar de empleo.

Le siguen por orden de importancia el deseo personal de buscar la novedad (16%), las circunstancias personales, como divorcios, enfermedades o recolocaciones (16%), el no estar satisfecho en su puesto (9%) y también que la empresa esté insatisfecha con el trabajo desempeñado (3%).

CONFIANZA EN MANTENER EL EMPLEO

Las restructuraciones de plantilla en las empresas son una de las situaciones que más afectan a los trabajadores, un hecho “cada vez más habitual en las empresas debido al contexto económico actual”, constata la firma. “Tal es así, que la confianza en mantener el empleo sigue en una evolución negativa en el mercado laboral respecto al trimestre anterior”, constata.

Esta situación viene motivada, a su juicio, “en parte”, por el aumento constante del desempleo, que supera, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los 5 millones de personas, a pesar de que en marzo descendió el paro un 0,1%.

El índice de movilidad laboral también contempla un análisis de la satisfacción que muestran los trabajadores respecto a su empresa actual. El 69% de los empleados consultados manifiesta su satisfacción respecto a su entorno laboral, dos puntos más que en el trimestre anterior y tres más también respecto a la situación anímica de hace un año.

En este sentido, el estudio de Randstad detecta “un ligero ascenso” en este aspecto y, al mismo tiempo, muestra una estabilización de este campo de estudio en el mercado laboral español.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar