Fuerte malestar entre los afectados, que anuncian nuevas movilizaciones

El acuerdo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que impone una quita media del 43 por ciento a los titulares de participaciones preferentes de Novagalicia Banco ha motivado «un enorme malestar» en los afectado por la comercialización indebida de este producto financiero. De hecho, desde o Baixo Miño (Pontevedra), Argimiro Martínez ha amenazado con que «va a haber guerra» en caso de que no se derogue la mencionada quita.

En declaraciones a Europa Press, Argimiro Martínez ha incidido en que no sabe «a qué juega este gobierno» y ha advertido de que van a pasar «desgracias», ya que «no puede hacerse eso a un ahorrador». «No sé qué va a pasar, empezando por mañana. Que lleven un batallón porque va a haber guerra», ha advertido, en relación con la concentración prevista ante el congreso del PP de Pontevedra.

Ni siquiera el cambio de ubicación, del ayuntamiento capitalino al recinto de la Semana Verde de Silleda, los ha disuadido, sino más bien todo lo contrario. «Hicieron la trampa, pero se va a armar la de Dios», ha abundado, insistiendo en que «va a pasar algo muy gordo» si el Gobierno «no cambia de actitud» y retira la quita. «Veremos lo que pasa, porque la gente está muy quemada», ha añadido.

En O Morrazo, el portavoz de la plataforma de afectados ha considerado la quita «una tomadura de pelo» y «una salvajada total» que se «descuente» a los «engañados» la mitad de sus ahorros. «Si es la mejor solución que buscó el Gobierno, ¡pues menudo gobierno!», ha exclamado, antes de avanzar que mañana participarán en la protesta de Silleda.

Por su parte, Rocío Cambra, de la plataforma de Gondomar, ha censurado que el Ejecutivo ha estado «engañando como a chinos» a los afectados. «Está claro que lo que quieren es que haya cristos, pues se acabó la diplomacia», ha sentenciado, antes de avanzar que «habrá cristo mañana» ante el congreso del PP pontevedrés «y todos los días».

Lo que también ha dejado claro es que no van a «aceptar» las condiciones de esta quita tras estar recibiendo «palabras bonitas» del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y de la Diputación pontevedresa, Rafael Louzán. «No sé cómo, pero no lo vamos a permitir», ha remarcado, crítica, al igual que Argimiro Martínez, con el canje por acciones. «Papelitos por papelitos», ha resumido el de Baixo Miño.
«CORRALAZO»

El portavoz de los afectados de Santiago, Xesús Domínguez, ha criticado, en declaraciones a Europa Press, que éste es «no un corralito, sino un corralazo» y una «auténtica barbaridad», ya que supone el «expolio» de 1.500 millones de euros «sólo en Novagalicia». «La quita es una barbaridad y el canje, una estafa», ha concluido.

Así las cosas, ha tildado al ministro de Economía, Luis de Guindos, de «mayor estafador del reino» y se ha preguntado «dónde estuvo escondido Feijóo en los últimos ocho meses, desde que salió el borrador». «Y no tuvo a bien preocuparse, después de que su fusión fue un fiasco, un fracaso y ahora también un expolio», ha sostenido.

Tras pedir «la anulación universal de todos los contratos de los estafados por preferentes, que son el 99,99 por ciento de los casos», se ha preguntado «dónde están los diputados gallegos del PP que votaron a favor en el Congreso» que convalidó el decreto que avanzaba quitas. «Votaron a favor de legalizar el expolio», ha remarcado, crítico también con que se pretenda «cambiar los ahorros de toda la vida por estampitas», esto es, acciones.

«GUERRA FINANCIERA»

En paralelo, Manuel Zebral, afectado de Ferrol, ha censurado que el Gobierno no quiera «resolver una estafa masiva» sino «todo lo contrario: reforzar aún más el robo». «El PP está hundiendo en la miseria a un millón de personas», ha remarcado, convencido de que se trata de «una guerra financiera de ricos contra pobres».

En este escenario, desde su punto de vista, lo que procede ahora es «una demanda por vía civil y por vía penal» contra los «delincuentes», entre los que ha citado a los exdirectivos de las entidades financieras y a los ministros de Economía de la UE27 y a sus dirigentes.

«Y que vayan todos a la cárcel», ha sentenciado, antes de apuntar a Europa Press que el colectivo que representa ha pedido poder tomar la palabra en el próximo pleno municipal de la ciudad departamental.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar