Embarcado en Vigo un lobo marino para su liberación en el Gran Sol

López Chávez_foca
El Presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Ignacio López-Chaves, apostó hoy por la estrecha colaboración con el CEMMA (Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos) en la recuperación y estudio de mamíferos marinos.

Así lo aseguró el máximo responsable portuario, tras participar en el embarque de un lobo marino a bordo del buque pesquero “Baqueiro”, que pondrá rumbo al Gran Sol para su liberación.

Según recordó, en los últimos años se han realizado muchas colaboraciones con asociaciones protectoras de animales y algunas de ellas de gran intensidad emotiva, en casos de animales desorientados, heridos o varados en las aguas de la Ría de Vigo.

Concretamente, subrayó la estrecha colaboración existente con el CEMMA en múltiples trabajos de recuperación de mamíferos marinos, como es el caso del cuidado de una cría de toniña (delfín pequeño) en las instalaciones de Viveros de Vigo y, más recientemente, el de una cría de delfín, que se mantuvo igualmente en una piscina del vivero, alimentándola a base de biberones.

Otros ejemplos de colaboración han sido el avistamiento de una ballena o el ya famoso delfín Gaspar, que acompañaba al barco del servicio de limpieza de forma diaria. También hay que destacar los trabajos de recuperación de aves, en colaboración con la Asociación Protectora de Aves.

El caso Orzán
En el caso de Orzán, este lobo marino cenizo (Halichoerus grypus) fue detectado el pasado 1 de enero en la playa de Orzán, A Coruña, aunque no se dejó recoger hasta la noche del día siguiente. Debido a su delicado estado de salud, tuvo que ser ingresado para su recuperación, ya que presentaba unas lesiones graves que afectaban al ojo derecho, posiblemente causadas por un palangre.

El día 3 fue trasladado al acuario de A Coruña, lugar inicial de recepción durante la primera noche, y, posteriormente, la unidad móvil de la CEMMA, con base en el Museo de la Naturaleza de la Sociedad Gallega de Historia Natural de Ferrol, trasladó a Orzán hasta la Unidad de Cuidados Intensivos de Lobos Marinos.

Aunque la previsión inicial era el mantenimiento de la segunda fase de la recuperación en estas instalaciones, una inesperada avería de la piscina hizo necesario su traslado el 22 de febrero a un tanque de las instalaciones del Instituto Gallego de Formación en Acuicultura (IGAFA), situado en la Illa de Arousa, donde se llevó a cabo esta segunda fase de la recuperación.

En el IGAFA, se puso en marcha un equipo de voluntariado integrado en las propias actividades complementarias del alumnado, que asistió diariamente al lobo marino, estando dirigido en todo momento por el equipo veterinario de la CEMMA.

La tripulación del «Baqueiro» será ahora la encargada de llevar la Orzán a mar abierto y, posteriormente, liberarlo en las aguas internacionales del Gran Sol, al sur de Irlanda. Su liberación está prevista dentro de, aproximadamente 48 horas después de su embarque.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar