La situación está bajo control

Trabajos para absorver el fuel y reducir el volumen del vertido.
Trabajos para absorver el fuel y reducir el volumen del vertido.

La Xunta de Galicia asegura que mantiene bajo control el vertido de gasóleo producido en Ribadeo. El 112 recibió aviso de la Guardia Civil para desplazar hasta la zona a los bomberos tras comprobar que los 10 vehículos mostraban las ruedas picadas y cuatro de ellos las cisternas rotas.

El combustible de las cisternas, que la Xunta fija entre 3.000 y 4.000 litros, fue a parar «en parte» a un reguero que alcanzó las playas de O Castro y As Catedrais, por lo que «inmediatamente» se activó en fase de alerta el plan de contingencias por contaminación marina accidental.

De ello dio cuenta la conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, que desplazó hasta el lugar en la mañana del domingo y se puso en contacto con la patrona mayor de la cofradía de Ribadeo «para informarla directamente», apunta el departamento.

TRABAJOS EN LA ZONA

El grupo de apoyo logístico de la Axencia Galega de Emerxencias, personal de Gardacostas y técnicos de Calidade e Avaliación Ambiental están trabajando en la zona en la eliminación de restos del vertido.

En coordinación, señala la consellería, técnicos de Augas de Galicia y del Intecmar recogerán muestras entre este domingo y el lunes para evaluar su posible incidencia en la calidad de las aguas y en los recursos, principalmente percebe y erizo.

Por otra parte, la Xunta apunta que se llevará a cabo un estudio de suelos contaminados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar