Feijóo a Rajoy: solución a las preferentes, inversiones en Ferrol y matices a la reforma local

El titular de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está «predispuesto» a aprobar la fórmula que devuelva liquidez a los afectados por preferentes y subordinadas y a hacerlo en las próxima semanas, un asunto que afecta a unas 90.000 familias en Galicia y a miles más en el resto del país.

«Es proclive», ha dicho Feijóo tras entrevistarse durante unas dos horas con Rajoy en el Palacio de la Moncloa. El encuentro entre ambos, primero tras la reelección del presidente gallego, ha servido para revisar la situación económica del país y también la de Galicia, que cerró 2012 dentro del objetivo de déficit establecido y que ha aprobado unos presupuestos para cumplir también en 2013 el máximo del -0,7 por ciento.

El dirigente autonómico ha subrayado la importancia que su gobierno concede a la estabilidad presupuestaria y el orgullo por la situación de su comunidad. Hasta el punto de asegurar que si hace unos años desde Galicia se miraba a Cataluña «con mucho interés y cierta envidia» por su «bienestar», el «modelo» ahora es la propia Comunidad gallega.

Núñez Feijóo ha destacado la facilidad con la que Xunta está colocando su deuda y cómo sigue evitando recurrir al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), un rumbo financiero que espera mantener a lo largo de toda la legislatura y que es muestra de «solvencia» y estabilidad, necesarias para iniciar políticas de crecimiento. «Sé que el presidente valora especialmente este compromiso», ha dicho en rueda de prensa.

SOLUCIÓN PARA LAS PREFERENTES

El dirigente gallego le ha trasladado una serie de propuestas a Rajoy sobre asuntos que afectan especialmente a su comunidad. Es el caso de los afectados por preferentes y subordinadas, para los que ha pedido que se prolongue en el tiempo la fórmula del arbitraje, que en Galicia ha dado solución ya a unos 15.000 casos.

Pero además, Núñez Feijóo ha pedido que se busque la solución que ofrezca liquidez por el canje de estos productos, no solo «papel o acciones», ha dicho, una posibilidad que plantea dificultades legales, que es «compleja», pero sobre la que ha visto al presidente «predispuesto». La solución podría llegar en las próximas semanas, ha precisado.

Ambos dirigentes han repasado también la situación de Novagalicia Banco. Según Feijóo, lo «óptimo» sería lograr la entrada de inversores en la entidad para reflotarla y devolver las ayudas que ha recibido, pero dejando que sea «un proyecto autónomo». «Ésta es la hoja de ruta. Y continúa», ha explicado.

INVERSIONES PARA FERROL

Feijóo también ha defendido hoy ante Rajoy la trascendencia para su comunidad de sectores como el pesquero, el lácteo y el naval, sobre los que ha defendido en cualquier caso el trabajo del Gobierno. Del primero, ha valorado los acuerdos logrados sobre cuotas de capturas, pero ha pedido que se busque una mejora de las condiciones de pesca en Mauritaria.

Con respecto al sector lácteo, el presidente gallego ha reclamado que en la ley de mejora de la cadena alimentaria se establezca que el precio de la leche no pueda ser inferior a los costes de producción.

En cuanto al tercer asunto, el del naval, Núñez Feijóo ha resaltado la importancia del acuerdo sobre la fórmula ‘tax lease’, aunque pedido mejoras para evitar efectos retroactivos, así como los contratos con Pemex por 380 millones de dólares, con la posibilidad además de que se acuerde reponer la flota menor de esta empresa mexicana. También está abierta la vía a acuerdos con la brasileña Petrobras.

El presidente gallego ha admitido estos avances, pero le ha pedido a Rajoy apoyo para que Navantia logre carga de trabajo para Ferrol. Y esto pasa, ha subrayado, o por lograr más barcos, responsabilidad de la Sepi y Navantia, ha dicho, o por construir el dique flotante o la infraestructura necesaria para que el astillero pueda hacer reparaciones. «O dique o barcos o barcos o dique», ha resumido Feijóo. «El astillero no puede estar con la carga tan limitada que tiene», ha añadido.

LA REFORMA LOCAL

Feijóo ha aprovechado el viaje para entregarle a Mariano Rajoy el informe que ha elaborado la Xunta con sus alegaciones a la reforma de la administración local en la que trabaja desde hace un año el Gobierno. Ha defendido la necesidad de que se apruebe y de mejorar la situación y el mapa de los ayuntamientos, pero ha pedido «inteligencia y mesura».

De hecho, el dirigente gallego ha explicado dos aspectos sobre los que espera una reflexión. Por un lado, el salario de alcaldes y concejales, que a su juicio debe estar en sintonía con lo que se cobra en cada comunidad, porque las situaciones son diversas. Y por otro, el papel y las competencias que deben asumir ahora las comunidades.

Además, Núñez Feijóo ha pedido que la reforma impulse la colaboración y la fusión de ayuntamientos, en vez de adentrarse por otras vías como la de quitarles competencias en favor de las diputaciones. Según ha dicho, ha encontrado «receptividad» en el presidente del Gobierno a sus propuestas. La reforma, ha abundado, debe seguir adelante pero requiere «sosiego, reflexión y pausa».
UN 12% DE INVERSIÓN

El presidente de la Xunta ha asegurado que el encuentro le ha servido, además, para confirmar otras infraestructuras e inversiones que están en marcha y cumplirán su calendario. Su comunidad absorberá este año el 12 por ciento de la inversión estatal, la segunda tras Castilla-León. «Galicia no quiere más, pero tampoco menos», ha dejado claro.

Así, ha confirmado que este año se concluirá la autovía del Cantábrico y que el eje atlántico ferroviario estará terminado en 2014, mientras que la conexión por alta velocidad con la meseta, según lo ya previsto, estará en 2018.

Además, el presidente gallego ha asegurado que se van a impulsar varias mejoras para la Justicia y la Sanidad (300 millones de euros en innovación), así como la asignación de 500 efectivos de la Policía Nacional como policía autonómica, el 100% previsto.

Por último, Alberto Núñez Feijóo ha asegurado que se desbloqueará el acuerdo con Agricultura para un plan de saneamiento de las rías y de abastecimiento, por más de 500 millones de euros. El objetivo, ha dicho, es sanear todas las rías gallegas, instalar depuradoras en las principales ciudades y que esta comunidad sea «referente» en obra hidráulica.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar