La explosión de un cajero de NGB en O Rosal apunta a «Resistencia Galega»

   La organización terrorista Resistencia Galega podría estar detrás de la colocación de un artefacto explosivo en una sucursal de Novagalicia Banco en la localidad pontevedresa de O Rosal, según han informadofuentes de la Delegación del Gobierno.

«Con todas las cautelas», han precisado las mismas fuentes, dado que la investigación sobre la explosión que dejó numerosos daños en la sucursal bancaria, a cargo de la Guardia Civil, todavía no está concluida. La consideración no es definitiva y se apoya en los «primeros indicios».

LOS «TEDAX»

La  explosión ha destrozado de madrugada el cajero de la oficina que Novagalicia Banco (NGB) tiene en la localidad pontevedresa de O Rosal.

«Hay daños de bastante consideración, bastantes desperfectos», han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, que han destacado que no se produjeron daños personales. De hecho, como han resaltado, ni siquiera hubo que proceder al desalojo del inmueble.

La deflagración se produjo pasadas las 5.00 horas y hasta el lugar se desplazaron técnicos desactivadores de explosivos (Tedax), que están ahora analizando los restos para conocer las dimensiones y la composición del artefacto.

A partir de ahí, el Instituto Armado se hará cargo de la investigación acerca de la colocación del mismo, en una zona donde son numerosas las protestas de afectados por la comercialización indebida de participaciones preferentes y obligaciones subordinadas.

ALCALDE DE O ROSAL

El alcalde de O Rosal (Pontevedra), Jesús María Fernández, ha lamentado este domingo los daños causados en el cajero de Novagalicia Banco, donde esta madrugada se produjo la deflagración de un artefacto explosivo.

En declaraciones a Europa Press, ha relatado que la explosión fue «enorme, muy grande», con lo que causó numerosos daños no sólo en el cajero sino también en el interior de la sucursal bancaria y en los edificios cercanos.

De hecho, ha indicado que los cascotes y la puerta, que salió despedida por la violencia de la explosión, rompieron la cristalera del supermercado ubicado enfrente. «No hubo daños personales, pero materiales, bastantes», ha explicado.

De todos modos, ha señalado que los vecinos del inmueble afectado no tendrán que abandonar sus viviendas, ya que, según los técnicos, no hay riesgo de derrumbe. No obstante, ha admitido que los propietarios aún están «algo nerviosos» tras lo ocurrido.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar