El PP de Galicia presentará alegaciones a la reforma local

 

El secretario xeral del PPdeG y vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha explicado ante alcaldes de su partido en la provincia que la reforma de la Ley de bases de Régimen Local tiene que tener en cuenta las «peculiaridades» de Galicia y ha ratificado que se presentarán en los 15 de plazo establecidos como comunidad autónoma.

Rueda fue uno de los asistentes, junto con el vicesecretario del partido y conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, y el presidente provincial del PP y titular de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, a la reunión celebrada en la sede provincial del PP de Pontevedra para analizar la reforma y escuchar las propuestas de 46 alcaldes populares de la provincia, más los presidentes locales de Pontevedra y Vigo.

«El Estado tiene competencia para diseñar un régimen local básico», ha indicado Rueda, que propone «intentar que ese régimen local se adapte a Galicia», cuya realidad «no coincide con el régimen local en otras comunidades. Para ello, pretende «escuchar» a los alcaldes, tanto a través de reuniones como la realizada en Pontevedra en el marco de su partido, como a través de la Fegamp, argumentando que en la reforma de esta Ley influyen «cuestiones que trascienden las ideologías políticas».

SALARIOS DIGNOS

Por su parte, Rafael Louzán ha señalado que la reforma es «muy amplia y va mucho más allá de los salarios», en alusión al malestar que ha suscitado en los alcaldes de los municipios con menos de 1.000 habitantes que, según el anteproyecto, no podrían cobrar un salario. En el resto de casos, la cuantía dependería de la población de cada localidad.

«En el PP estamos en contra de que cada ayuntamiento se ponga un salario», ha explicado Louzán, si bien ha calificado de «necesaria» la reforma y, «en base a que los alcaldes están 24 horas al servicio público, merecen un salario digno», ha añadido el presidente provincial del PP de Pontevedra.

Aunque son más numerosas las localidades de Lugo y Ourense afectadas por esta cuestión y Mondariz-Balneario es la única de Pontevedra con esta casuística, Louzán apeló a contemplar la reforma «dentro de un contexto global» y al margen de lo que considera un factor «puntual».

Así, para Louzán la modificación de la Ley de bases de Régimen Local «evitaría duplicidades, solapamientos y gastos inútiles y superfluos» que supondrían un «ahorro importante» para la Administración. En este sentido, ha defendido una reforma «potente» de la Administración «en todos sus ámbitos», incluido el local.

Louzán ha acusado al PSOE de pasar «20 años prometiendo una reforma» sin llegar a hacer «nunca» nada, por lo que ha interpretado que «no es quien de dar lecciones a nadie». Al tiempo, se ha mostrado partidario de «enriquecer» el documento «con las aportaciones de todos» a lo largo de los próximos cuatro meses y en el marco de encuentros como el celebrado en la sede provincial del partido «para que se tenga en cuenta la singularidad de Galicia y no salga perjudicada con la reforma».

ÚNICA VOZ

Desde el PP de Pontevedra, han apelado a «hablar con una sola voz» ante otras comunidades autónomas para «lograr mejoras importantes» y buscar «el máximo consenso» entre los ayuntamientos, las diputaciones, la Fegamp y la Xunta para «dar a conocer la realidad gallega» en el debate general de esta reforma «necesaria» que plantea el Gobierno central.

«Tenemos tiempo suficiente para elaborar un texto común y trabajar sin prisa pero sin pausa», ha defendido Louzán, quien ha coincidido con Rueda en que «Galicia tiene peculiaridades y singularidades», como la dispersión de la población, «que la hacen diferente».

Y ante una situación económica como la actual en la que, según Louzán, existen «verdaderos dramas», la Administración local «es la primera a la que acuden» los ciudadanos. De ahí que este asunto se vaya a tratar también en el próximo congreso provincial del PP de Pontevedra, el 23 de marzo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar