Feijóo agradece el «realismo» de Rajoy

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha aplaudido las intervenciones de su homólogo estatal, Mariano Rajoy, en el Debate sobre el Estado de la Nación. «España tiene un presidente», ha celebrado, antes de agradecer la «prudencia y esperanza» que transmitió en sus palabras, pero también el «realismo» puesto que, a su entender, «España sigue en la unidad de cuidados intensivos (UCI) como país».

«Rajoy nos ha dicho que no hay brotes verdes, sino que quedan aún muchas tareas pendientes», ha remarcado en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, en la que ha celebrado que los españoles pudiesen ver a un presidente «que dice la verdad» sobre la situación del país y que «de forma sincera, autocrítica y autoexigente» continúa «comprometiéndose» a «sacar a España de la situación que se encontró».

«Realismo, prudencia y esperanza», ha resumido la intervención de su jefe de filas. «Realismo porque contó las cosas como son; prudencia porque España sigue, desde el punto de vista económico y social, en situación muy comprometida, sigue en la UCI como país; y esperanza porque hay determinados síntomas de mejora en su situación económica y social», ha agregado.

En este escenario, ha celebrado que se haya pasado «de hablar de hasta donde se podía hundir» España a «hablar de cómo se puede salir» de la situación actual y, preguntado sobre quién cree que salió reforzado del Debate, ha replicado que «pocas veces hubo tanta unanimidad a los medios» al respecto, para proclamar, a modo de respuesta, que «España tiene un presidente».

«OBLIGACIÓN DE AYUDAR»

A renglón seguido, ha resaltado lo «importante» que resulta en un momento de crisis que el país tenga «un gobierno y un presidente», así como «decir la verdad», para sugerir, al tiempo, que también sería conveniente «que el país tuviese un jefe de la oposición», en referencia al líder del PSdeG, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Muy crítico con su intervención en el debate de política general, ha advertido de que Rubalcaba tiene «la obligación política, ética y moral de ayudar a reconstruir el edificio en ruinas que dejó». «Pero eso ayer no lo vimos», ha constatado, para concluir que supone que el líder socialista tendrá «días» e incluso «semanas y meses mejores».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar