Una persecución policial en Valga finaliza con la detención de un conductor ébrio

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra detuvo el jueves a M.B.G., de 50 años de edad y vecino de Valga, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir de forma manifiestamente temeraria, otro de daños y por desobediencia a agentes de la autoridad.

Los hechos sucedieron en la mañana del jueves en el kilómetro 4 de la carretera PO-531 (Pontevedra-Baión), en el término municipal de Pontevedra, donde componentes del Destacamento de Tráfico ordenaron la parada al conductor del turismo marca Renault, el cual desobedeciendo dicha orden se dio a la fuga.

En su huída realizó una conducción «manifiestamente temeraria, poniendo en grave peligro a otros conductores y golpeando, intencionadamente, su turismo contra los dos vehículos policiales que trataban de obligarle a detener la marcha, causando daños», según señala el Instituto Armado.

En el kilómetro 104 de la carretera N-550, en el término municipal de Barro, perdió el control y su vehículo fue a parar a una tajea, resultando el mismo «con importantes daños» e ileso el chófer y único ocupante quien, tras ser detenido, dio resultado positivo en la prueba de detección de drogas a la que fue sometido.

El detenido, al que le constan antecedentes policiales, junto con las diligencias instruidas, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Caldas de Reis, tras lo que ha quedado en libertad con cargos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar