Satisfacción por la continuidad de los fondos estructurales de la UE

El vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, ha manifestado que el Gobierno gallego está «satisfecho» por el acuerdo alcanzado este viernes en el Consejo Europeo, que permitirá que la comunidad conserve un 60% de los fondos estructurales para el periodo 2014-2020, lo que se traducirá en unos 2.000 millones de euros. Sumando las partidas que corresponderán a Galicia de otros fondos, el total se elevará en torno a los 3.500 millones, calcula el Ejecutivo.

Rueda, que ha comparecido ante la prensa acompañado por el director xeral de Relacións Exteriores e coa UE, Jesús Gamallo, ha asegurado que el «compromiso» del Gobierno gallego es ahora «seguir utilizando bien» estos recursos y «consolidar los avances» logrados.

 

«Nos jugábamos mucho», ha destacado Gamallo, que ha asegurado que «sumando todos los fondos, puede dar esa cifra» de alrededor de 3.500 millones de euros. Además de los fondos estructurales (Feder y Fondo Social Europeo), Galicia espera fondos de la Política Agraria Común (PAC) y para la pesca. Hasta ahora, ha explicado, representaban unos 1.300 millones y «no hay perspectivas de bajar mucho».

Se sumarán también las partidas que el Estado distribuya entre las comunidades autónomas del cheque compensatorio a España (1.824 millones en total para todo el país), de las partidas concretas para desarrollo rural (500 millones para el Estado) y de la consignación para el programa de empleo para los jóvenes, del que España recibirá 2.000 millones. La Xunta espera, asimismo, aumentar el importe de los fondos de cooperación transfronteriza (se reservan 8.948 millones para cooperación territorial en Europa), para los proyectos con el Norte de Portugal.

En cualquier caso, el responsable de Relacións Exteriores ha insistido en que varios de estos fondos son «no regionalizados», por lo que será necesario esperar a que se concrete el reparto para confirmar la cantidad total de la que podrá disponer Galicia.

El vicepresidente de la Xunta ha afirmado que continuarán «reclamando el máximo de estos fondos adicionales». Rueda ha subrayado que el trabajo del Gobierno gallego comenzó en 2009, con el fin de evitar una caída abrupta de los recursos procedentes de la UE.
«RED DE SEGURIDAD»

Galicia, ha recordado, pasó de ser región objetivo de convergencia, con un producto interior bruto (PIB) de menos del 75% de la media europea a superar el 90% de la misma. Esta situación, de no haberse negociado mantener un mayor porcentaje de los fondos, habría supuesto «una rebaja mucho más sustancial». Como ejemplo, ha citado la caída de fondos que se produjo para comunidades como Castilla y León o Valencia, que mantuvieron solo un tercio, en una situación como la que tiene ahora Galicia.

Así, tanto Rueda como Gamallo han incidido en que la estrategia de la Xunta fue la de unirse con otras regiones con circunstancias similares a las gallegas para lograr una «red de seguridad», que «finalmente fue conseguida».
NOVEDADES

Entre las novedades que incluye el acuerdo, Gamallo se ha referido a la asignación adicional de la PAC para estados «con problemas estructurales» y grandes inversiones en el sector, por el que España recibirá 500 millones de euros dirigidos al denominado «tercer pilar de la PAC», que es el desarrollo rural. «Es el que más beneficia a Galicia», por lo que ha considerado que la comunidad está «en buenas condiciones» para mejorar la partida actual.

También ha indicado que el fondo para el empleo de los menores de 25 años se eleva a 6.000 millones, de los que España espera captar un tercio. Por la contra, entre los que desaparecen, ha indicado que el Estado ya no va a tener ni fondo de cohesión y tecnológico, este último específico de la última negociación.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar