Apoio unánime do Parlamento ao dique flotante para Ferrol

Las cuatro fuerzas que componen el Parlamento de Galicia –PPdeG, PSdeG, AGE y BNG– han alcanzado un acuerdo unánime para demandar la construcción del dique flotante en los astilleros de la ría de Ferrol, así como para negociar el levantamiento del veto que pesa sobre Navantia.

El acuerdo, que parte de una iniciativa socialista, se llevó a cabo pese a la tensión vivida durante el debate en la Comisión de Industria, sobre todo, cuando la diputada del PSdeG Beatriz Sestayo, llamó «mentiroso» al parlamentario popular Miguel Tellado, que quiso defenderse apelando a «alusiones» tras el debate, pero a quien le fue rechazada la palabra al haber formado parte de la discusión.

Y es que la diputada socialista ha censurado las promesas hechas al naval durante la campaña electoral, que no han sido cumplidas. Así, calificó a los populares como «incompetentes, mentirosos y negligentes» en los distintos gobiernos en los que están.

El acuerdo sobre el naval llega un día después de que el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, se reuniese este miércoles con los comités de empresa de Navantia Fene y Ferrol, que no salieron satisfechos del encuentro.

De hecho, los trabajadores del naval ferrolano volverán a salir a la calle el próximo miércoles para demandar la construcción del dique flotante y carga de trabajo en los astilleros de Ferrolterra, coincidiendo, además, con una nueva jornada de pleno en la que se abordará esta cuestión.

NEGOCIACIÓN ENTRE SESTAYO Y TELLADO

Concretamente, el texto pide que la Xunta «adopte las medidas de colaboración necesarias y urgentes» con el fin de proceder «de inmediato a construir el dique flotante en los astilleros de la ría de Ferrol».

De esta forma, demanda que el Gobierno gallego se dirija al Estado para «adoptar las medidas de colaboración necesarias y urgentes con el fin de proceder de forma inmediata a construir el dique flotante en los astilleros de la ría de Ferrol».

Además, tras incorporar la propuesta del BNG que defendió Carme Adán, el texto también reclama «iniciar de inmediato las negociaciones con la Unión Europea para el levantamiento del veto del astillero de Navantia».

La negociación abarcó también a los populares, cuya mayoría es necesaria para sacar las iniciativas adelante, y que habían presentado una enmienda de sustitución a la del PSdeG sin incluir una referencia al dique flotante. Finalmente, se sumó al documento final aprobado, con un texto modificado y pactado entre Tellado y Sestayo.

De esta manera, el Parlamento gallego también pide a la Xunta que «exija al Gobierno central la puesta en marcha de las actuaciones precisas para garantizar la competitividad presente y futura del astillero en el ámbito de las reparaciones navales, garantizando el mantenimiento de las mismas en el ámbito público».

DEBATE TENSO

Pese al entendimiento final, Sestayo hizo una intervención muy dura contra los populares, a los que recriminó el «estado policial» con el que responden a las protestas «pacíficas» de los trabajadores del naval.

«No consiguieron silenciarnos en la dictadura, no lo van a conseguir en la democracia», les espetó la diputada socialista, quien acusó al PPdeG de «estafa electoral» en Ferrol y de no tener «escrúpulos» al ponerse el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y otros dirigentes del partido como «avales» de la construcción del dique flotante que no se lleva a cabo.

La parlamentaria del PSdeG reprochó al PP «que se rindió», que se «pusiesen de rodillas en rodillas ante los bustos» y que «defraudaron» a unos ciudadanos, por lo que concluyó que «no son dignos» representantes del pueblo.

Por su parte, la diputada nacionalista Carme Adán suscribió las palabras de Sestayo al considerar que los ferrolanos fueron «estafados y engañados», y ha lamentado que la «credibilidad» del Gobierno gallego al respecto del naval es «cero».

Previamente, en el debate de una iniciativa para pedir el cumplimiento de la ley del sector naval, que ella misma promovió pero que fue rechazada, la parlamentaria del Bloque acusó al PP de «transitar entre la incompetencia y la mala fe» en lo que respecta al cumplimiento de esta normativa.

Por su parte, la diputada de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) Consuelo Martínez, advirtió de que «Ferrol está condenado a muerte sin dique flotante» y ha advertido de que la viabilidad de esta comarca «no puede ser una cuestión de apoyo institucional».

CULPA A NAVANTIA

En su intervención, el diputado popular Miguel Tellado no evitó «esconder el malestar» hacia la dirección de Navantia, y la ha culpado de «no tener los deberes hechos», motivo por el que le ha pedido que impulse la «actividad comercial» y que trabaje en la ampliación de las capacidades del sector de las reparaciones en la ría.

Tellado ha defendido que, desde el inicio, los populares han estado a favor del dique flotante, una idea que nació del colegio de ingenieros gallegos, y aseguró que los populares «ofrecieron fondos» desde el primer momento para sacarlo adelante.

El parlamentario popular criticó, asimismo, que la actual dirección «no consiguiese ningún contrato» nuevo para los astilleros, y reivindicó que el Gobierno de Feijóo fue el único que logró «gestionar» contratos para los astilleros, en referencia a los de Pemex. «El PSOE dejó con cero contratos» el gobierno, recriminó.

AUSENCIA DE GUERRA

La ausencia del diputado Javier Guerra, quien fue conselleiro de Economía e Industria en la anterior legislatura, no se pasó por alto en la comisión, sobre todo, porque fue quien acompañó a Feijóo en las negociaciones del naval.

«No me extraña que excusara su ausencia», afirmó el parlamentario socialista José Luis Méndez Romeu, en uno de los debates, argumentado que «en las gradas» de los astilleros gallegos «lo único que hay es vacío» y «ni una plancha de acero».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar