Los grupos de la oposición ratifican su postura mientras el PP llama al diálogo

 

Los portavoces en el debate de presupuestos de los tres grupos de la oposición –Pachi Vázquez (PSdeG), Xosé Manuel Beiras (Alternativa Galega de Esquerda) y Francisco Jorquera (BNG)– han aprovechado sus intervenciones en la Cámara para ratificar su rechazo a la decisión de la jefa del Legislativo, Pilar Rojo, de «cerrar» el Parlamento al retirar a los grupos el cupo de invitados y asumir en exclusiva esa potestad. Mientras, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Pedro Puy, ha llamado a retomar «el diálogo y el consenso».

«Ustedes sigan cerrando puertas y verán cómo salen a la calle cuando tengan que salir», ha advertido el Pachi Vázquez. Lo hizo como único miembro de su grupo que, al igual que los dos portavoces de AGE y BNG, permaneció en el hemiciclo para defender su postura tras el plante de la oposición y después de que trabajadores de Navantia y personal de universidades fuesen expulsados de la tribuna de invitados tras protagonizar una protesta.

En su intervención durante el debate de presupuestos, Vázquez llamó a Rojo a «superar su ansiedad» y a hacer de la Cámara «la casa del debate y de la palabra». «Lo que fue siempre», ha apostillado, antes de instar a «reabrir» las puertas del Pazo do Hórreo a la ciudadanía y de incidir en la «sensación de tristura y gravedad» que le provoca la decisión de la jefa del Legislativo.

«No sé si la presidenta es consciente de la gravedad de la decisión que acaba de tomar, por la que un ataque de pánico le obliga a declarar sospechosos de querer invadir el Parlamento a 2,7 millones de gallegos», ha continuado, antes de recordar que «ni siquiera cuando del PP» condujo «a 200 alcaldes para invadir el Parlamento y se enfrentaron a las fuerzas de seguridad» se adoptó una medida así.

Tras afirmar que «alguien confunde una situación de ansiedad personal» con la toma de decisión política de «cerrar las puertas del sancta sanctórum de la política gallega», Vázquez ha pedido a Rojo que no protagonice «una huida hacia adelante» y que se esfuerce en «convertir el Parlamento en la casa del diálogo, del consenso y de la confrontación legítima».

Los socialistas han informado, además, de que miembros del Comité de Empresa de Navantia invitados al pleno por el Grupo Parlamentario Socialista «no pudieron acceder» a la tribuna de invitados del hemiciclo «por orden» de Rojo, por lo que mantuvieron una reunión con los parlamentarios del PSdeG en sus instalaciones de O Hórreo en el que participaron los diputados José Luis Méndez Romeu, Carmen Gallego, Beatriz Sestayo y Francisco Caamaño.

«MUTILACIÓN POLÍTICA»

Por su parte, el portavoz parlamentario de AGE, Xosé Manuel Beiras, ha rememorado la «época de María Antonieta» para recordar las protestas «de la gente que pasaba hambre» y ha sugerido que los populares protagonizan la «mutilación política» de la Cámara autonómica. «La gente se solivianta y se indigna», ha reflexionado, antes de lamentar que, frente a sus problemas, el PPdeG viva «en un caparazón, en una máscara de hierro».

«No va a haber Toma de la Bastilla porque la historia no se repite, pero van a salir por piernas, ya se lo dije, un día cualquiera entran los tractores, no van a llevar armas, pero sí los tractores y a ver quién les hace frente», ha continuado Beiras, que después ha aceptado matizar sus palabras a petición del popular Miguel Santalices, que en ese momento presidía el pleno, y quien ha recordado que «son los votos y no los tractores» lo que pueden cambiar un gobierno.

EL BNG, «INSUMISO AL SECUESTRO»

Por su parte, el nacionalista Francisco Jorquera ha admitido sentirse «raro» por la ausencia de sus compañeros de grupo en el debate de presupuestos, pero se ha reafirmado en que la respuesta dada por la oposición «es necesaria» y está «total y absolutamente justificada» porque «un Parlamento no puede convertirse en un club privado en el que esté reservado el derecho de admisión».

Portavoz de un grupo que se ha declarado «insumiso al secuestro del Parlamento», Jorquera ha invitado a la «reflexión» al PPdeG y a Pilar Rojo sobre «medidas que consisten en echar más gasolina al fuego».

RETOMAR EL DIÁLOGO

En el polo opuesto, el portavoz popular en la Cámara gallega, Pedro Puy, ha reprobado citas como la referencia de Beiras a la toma de la Bastilla y, en un escenario en el que «algunos encuentran divertido violentar permanentemente» instituciones democráticas, ha confiado en que «todos hayan aprendido de la historia» y que se retomen «palabras como diálogo, respeto y consenso».

Asimismo, en declaraciones a los medios, ha lamentado la «irrupción de personas no autorizadas» en la tribuna de invitados de la Cámara autonómica este martes, durante la celebración del pleno extraordinario que debate los presupuestos de la Xunta para 2013.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar