De la mano de su aliado Bildu, el Bloque trae de nuevo a escena la autodeterminación

El portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, ha reivindicado que el derecho de autodeterminación es «un derecho democrático elemental» y ha abogado por abrir el debate de la soberanía de Galicia, coincidiendo con los procesos abiertos en este sentido en Cataluña y Euskadi, además de en otros lugares de Europa.

«Por mucho que se quiera negar o tergiversar, el debate en España, en Europa y en el Mundo es el debate de la soberanía», ha sostenido, en una rueda de prensa con el responsable de la Izquierda Abertzale de Relaciones Internacionales, Niko Moreno, quien ha animado a Galicia a avanzar también en un proceso independentista. En su intervención, Vázquez, ha destacado la coincidencia de esta reunión con el debate sobre la declaración soberanista en Cataluña y la noticia de que Cameron convocará un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea.

Vázquez ha considerado que la «sacrosanta Constitución» española «no sirve para dar respuesta» a las necesidades de los pueblos y «niega el derecho elemental a decidir». Estas cuestiones, ha agregado, ponen «a prueba la calidad democrática de las fuerzas políticas que niegan ese derecho».

«Escocia sí tiene derecho a decidir sin que se le abran las costuras a la Reina Isabel», ha comparado, en alusión al referéndum anunciado sobre la independencia escocesa. «Tenemos que debatir profundamente cuál es la alternativa», ha defendido y ha apostado por intercambiar ideas con otras fuerzas que defienden la soberanía de sus respectivos territorios.

La soberanía, la democracia y la justicia social «van de la mano», ha afirmado el responsable del BNG, que ha incidido en que «la raíz del problema» en Galicia, que ha llevado a «una auténtica emergencia nacional», es «la ausencia de soberanía».

Los problemas históricos de Galicia no encontrarán solución «sin un autogobierno real y sin soberanía política», ha abundado y ha criticado la postura del PP, que «sumisamente acepta la política de Madrid» y que ha gobernado durante «muchos años» en la comunidad.

Así, la salida de la crisis pasa, a juicio de Vázquez, por una mayor capacidad de autogobierno para oponerse a políticas como las dictadas por la Troika y combatir al capitalismo financiero, que actúa «a través de un modelo neoliberal globalizado y negador de la soberanía».

«El BNG es una fuerza soberanista», ha afirmado y ha criticado las «tesis machaconamente repetidas por el pensamiento único» sobre Galicia. «Galicia es un país rico y empobrecido por políticas históricamente lesivas», ha defendido y ha dicho que «no es una queja, sino una constatación».
LOS PROYECTOS SOBERANISTAS, SEGUNDO PASO

Por su parte, Niko Moreno ha situado como primer paso lograr ·el reconocimiento del derecho a decidir», para después plantear los proyectos concretos de soberanía en cada territorio.

Moreno ha considerado que existe una crisis «sistémica» que afecta a los valores de la civilización occidental y también una crisis del modelo de desarrollo europeo. «No es casual», ha dicho, que ahora afloren las diferencias sobre el diseño de los estados europeos y que surjan procesos independentistas en lugares como Flandes, Escocia, Cataluña o Euskadi. «Y queremos que también en Galicia», ha agregado.

El diseño de España de la Constitución «está haciendo aguas», ha advertido y ha defendido que es «más necesario que nunca el debate del modelo de Estado». Ha destacado, de este modo, la «importancia del momento» y ha apostado por proponer «medidas positivas que generen el deseo de construir una nueva sociedad».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar