La mayor parte de la flota, amarrada

Flota amarrada en el puerto de Burela

La mayor parte de la flota gallega continúa amarrada ante la alerta naranja por mar de fondo del Noroeste activada para este miércoles y el aviso de los servicios meteorológicos de olas desde los siete metros de primeras horas a los cuatro en las últimas.

Fuentes de cofradías y lonjas de distintas localidades de la costa gallega señalan a Europa Press que el tiempo sigue siendo «muy malo» en toda la provincia de A Coruña, mientras las condiciones son similares en la de Pontevedra. En Lugo, por su parte, apuntan que la situación del mar es «algo mejor».

Así las cosas, en A Coruña, toda la flota permanece amarrada en los puertos de Ortigueira, Cariño, Cedeira, A Coruña, Laracha y Malpica. En Cariño, según indican fuentes de la lonja, algún barco de cerco salió a faenar a primera hora, pero tuvieron que regresar ante la persistencia del temporal.

Sí que están trabajando «algunos» marineros de Ferrol, según explican fuentes de la lonja, y otros tantos de Fisterra –un tercio de la flota de bajura, según fuentes del pósito–.

Más hacia el sur, en Ribeira, fuentes de la cofradía informan de que la flota de arrastre salió «toda» a faenar este miércoles, como también lo hicieron los barcos dedicados a la captura de faneca y pulpo y el sector marisquero.

En la provincia de Pontevedra, igualmente, trabajan los arrastreros de Marín, los barcos que van a la navaja y «alguno» de marisqueo a flote en Cangas.

En Vigo, la mayor parte de la flota de cerco está actualmente parada para realizar labores de pintura, pero los que están activos continúan amarrados por el temporal. En Baiona, el mal tiempo también mantiene a toda la flota en puerto.

Por último, en la provincia de Lugo, fuentes de la lonja de Burela señalan que los arrastreros del día sí han podido salir a faenar en esta jornada debido a una mejoría de las condiciones meteorológicas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar