El cobre atrae a los amigos de lo ajeno: dos casos en A Coruña

Agentes de la Guardia Civil de Fene imputaron ayer a una mujer, de 38 años, vecina de Narón, como supuesta autora de un delito de robo con fuerza en las cosas. La mujer fue sorprendida, cuando viajaba en un turismo por el término de Fene, con 31 metros de cable de cobre que todo apunta a que es el que fue sustraído, y posteriormente denunciado por los responsables municipales, el pasado mes de diciembre en la Parroquia de Barallobre. El cable pertenecía al alumbrado público de dicho lugar.

 

El citado cable fue reconocido por el responsable municipal y se le entregó en calidad de depósito a disposición del Juzgado de Instrucción Tres de Ferrol que es quien entiende del caso.

 REFINERÍA DE REPSOL

Agentes de la Guardia Civil de  Arteixo detuvieron ayer a cuatro individuos que fueron sorprendidos, por empleados del complejo, tratando de robar 180 kilos de manguera de cobre en la refinería de REPSOL. Al parecer los hombres accedieron al interior del recinto tras forzar la verja que rodea el mismo por la zona de la carretera de Bens.

 

Tras ser sorprendidos, los ahora imputados huyeron del lugar pero momentos después fueron localizados por la Guardia Civil. A uno de los detenidos se le imputa otro robo ocurrido en Arteixo a principios del presente mes en el que, al parecer, habría robado un palet de aluminio.

 

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia de A Coruña.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar