Trabajadores de Novagalicia claman en Santiago contra los despidos

 

Manifestación de empleados de Novagalicia

Miles de trabajadores de Novagalicia Banco se han manifestado este sábado en Santiago de Compostela –convocados por CC.OO., Csica, UGT, CIG, CGT y ASCA– contra el plan de reestructuración de la entidad que contempla 2.508 despidos hasta 2017, y que consideran «un fraude social y laboral».

En una masiva marcha que ha transcurrido con el lema de cabecera ‘Non ao plan de reestructuración’ y bajo una incesante lluvia, se han escuchado cánticos como ‘Castellano, dimisión’, ‘Negociación e non imposición’, ‘Recortes e despidos para os directivos’ y ‘O PP privatiza, paro na Galiza’.

En declaraciones a los medios al inicio de la marcha, el representante de la CIG, Clodomiro Montero, ha llamado a negociar un nuevo plan de reestructuración, dado que NCG «no deja ningún margen» para reducir los 2.508 despidos y el cierre de 327 oficinas.

Al respecto, Clodomiro Montero ha reconocido como «un éxito» la respuesta de los trabajadores este sábado, que los organizadores han reconocido como «histórica», contra un plan de reestructuración que «afecta a todas las partes implicadas».

El plan de reestructuración significará, entre otras cuestiones: el despido de 2508 personas hasta 2017 –de los cuales 930 serán este año–; el cierre de 327 oficinas, que afectarán de forma especial al rural gallego; el «desmantelamiento» de la obra social, con la desaparición de la participación accionarial de la antigua caja; la «inmoral» quita para los ahorradores estafados por las preferentes; así como la desinversión de las participaciones empresariales que Novagalicia mantenía en más de 170 empresas.

PANCARTAS

En la marcha se han podido ver pancartas en favor del empleo y la obra social, y otras en las que se ha podido leer: ‘Sin cajas, sin obra social, sin trabajo ¡Y nadie en la cárcel!’.

También han estado presentes los conocidos anuncios publicados en prensa en los que el consejero delegado de Novagalicia Banco, César González-Bueno, y el presidente, José María Castellano, pedían perdón por las malas prácticas de la entidad. Y es que, sobre ellos, se ha sobreimpresionado el texto: ‘Sin piedad, no tenemos perdón’.

MANIFIESTO REIVINDICATIVO

La Praza de Praterías en la que se ha leído el manifiesto final se ha llenado cuando todavía quedaban cientos de personas por llegar, que se encontraban en una colapsada Rúa do Vilar.

El actor Gonzalo Rei Chao ha sido el encargado de leer este manifiesto en el que se ha acusado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de ser el impulsor del «mal llamado» proceso de fusión de las cajas gallegas, que «encubría groseramente» un proceso de reestructuración y privatización del ahorro gallego.

Así, se ha cargado contra el Gobierno gallego, el Ejecutivo central, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por ser «cómplices» de las «malas» prácticas de los directivos «sin escrúpulos» de la entidad gallega, que «asumirán» el «conjunto de la sociedad».

En este sentido, el manifiesto ha pedido la derogación del plan de reestructuración y la petición de uno nuevo «alternativo, sostenible y viable».

Asimismo, se ha emplazado a los trabajadores a participar de forma «masiva» en el paro convocado para el próximo 21 de enero y a seguir con las medidas de presión para reducir los despidos. «Que no nos roben nuestro futuro», ha concluido en su discurso Rei Chao.

Previamente, ha sido el músico y escritor Xurxo Souto quien ha leído un texto en defensa de la obra social y su importancia para el devenir de Galicia.

El líder de Os Diplomáticos de Monte Alto ha tomado como referente el manifiesto ‘Máis Alá’ del poeta gallego Manuel Antonio para defender la permanencia de la obra social frente al «saqueo manifiesto» que padece, a su parecer, el ahorro gallego por parte de los especuladores.

EL PSDEG ALERTA DE «LOS ENORMES COSTES»

A marcha a la que han acudido trabajadores de Novagalicia, familiares y clientes, así como diversos políticos de la oposición y no han estado presentes miembros del Partido Popular de Galicia.

«Hoy echamos de menos al cuñado de Feijóo, al hijo del hermano de Baltar, a la compañera de Rafael Louzán y no sabemos si el Partido Popular no viene porque los suyos no van a ser despedidos o por qué no están aquí», ha recriminado Clodomiro Montero sobre la ausencia de populares.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz parlamentario del PSdeG, Abel Losada, ha criticado los «enormes costes para la Comunidad autónoma» del plan de reestructuración, que se traducen en despidos, así como en «la exclusión social de los ayuntamientos de interior, la práctica desaparición de la obra social o el absoluto abandono de los estafados por las preferentes».

Así, Losada ha censurado «el absoluto abandono» del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que «no da la cara», que «impulsó una fusión claramente fallida» y que «engañó a los ciudadanos y al Parlamento escamoteando la auditoría de esa fusión».

«Lleva desaparecido después de las fotos triunfantes de Monte Pío dos años carentes de explicaciones a los gallegos», ha reprochado Losada la actitud de Núñez Feijóo.

PARA EL BNG, «CONSUMACIÓN DEL EXPOLIO»

Por su parte, el portavoz del BNG en el Parlamento gallego, Francisco Jorquera, ha criticado el plan de reestructuración que «puede ser la consumación del expolio ahorro gallego», que va a significar «la enorme pérdida» de la obra social, el despido de más de 2.500 personas y «expulsar del acceso a servicios financieros básicos» a la población del rural en donde se cierren oficinas.

Asimismo, ha recriminado las medidas «injustas y escandalosas» como la quita que se impone a los ahorradores «estafados por las participaciones preferente».

En este sentido, ha cargado contra «la venta a precio de saldo» del sistema financiero gallego, por lo que el BNG exige derogar el plan de reestructuración y apostar por un banco público gallego, al tiempo que aboga por «en vez de socializar las pérdidas de la banca».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar