Secret Cinema: el espectador se convierte en actor

Blade Runner, Lawrence de Arabia, Prometeus (con los decorados cedidos por Oliver Stone). Secret Cinema se está convirtiendo en toda una experiencia cinematográfica en Londres que quiere extenderse por el mundo. La idea es la siguiente: uno paga su entrada por internet para acudir a Secret Cinema. Antes de ver una película que desconocen cada una de las personas que acceda aql evento va a convertirse en actor. Va a vivir la experiencia de participar en una pequeña película. El precio es de 53,5 euros, pero la velada, a tenor de los participantes, entre los que se incluyen estudiantes, ejecutivos o jubilados.

Convertirse en presidiario o un explorador espacial por un día, es lo que ofrecen las producciones que van cambiando cada tres meses a lo largo del año. Fundado en Londres en 2007, Secret Cinema registró alrededor de 120.000 espectadores en 2012 en Reino Unido y en abril pretende dar su primera función en la ciudad de Nueva York. Todo el que va al acto tiene unas consignas que debe cumplir, puede ser llevar un disfraz, mallas o ir caracterizado. Fabien Riggall, de 37 años es el creador de esta aventura en la que la idea es que «nadie tenga ni idea de lo que va a vivir».

En una de las últimas proyecciones, los participantes, tras haber sufrido la cárcel durante tres horas, pudieron asistir a una proyección de la película «The Shawshank Redemption» (Cadena perpetua, 1994), protagonizada por Tim Robbins y Morgan Freeman. Eso sí entre medias sufrieron los estragos simulados de permanecer en una prisión, pasar reconocimiento médico o fueron ejecutados. La experiencia gana enteros para convertirse en un fenónemo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar