Se quema a lo bonzo en plena calle en Málaga

 

Un hombre de 57 años de edad se encuentra ingresado en estado muy grave tras haberse quemado ayer, a las 18 horas, en una céntrica calle malagueña acuciado por problemas económicos.

La víctima, casada y con hijos, acababa de comprar un paquete de tabaco en las inmediaciones del Hospital Carlos Haya, en la avenida del mismo nombre cuando, según varios testIgos, se roció con una botella de gasolina y se prendió fuego, quedándose quieto en cuclillas envuelto en llamas.

Varios taxistas que se encontraban cerca del lugar de los hechos trataron de ayudarle con extintores, gritándole que se tumbara a lo largo para facilitar la labor, petición a lo que éste hizo caso omiso, empecinado al parecer en acabar con su vida. Aún así lograron sofocar el fuego y trasladarlo al referido centro, donde quedó ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Según el testimonio de varios vecinos, la víctima estaba atravesando graves problemas económicos y no tenía ni para comer. Hacía unos meses que se había quedado en el paro.

El afectado presenta quemaduras de tercer grado en el 80 por ciento de su superficie corporal. Los taxistas habían alertado al 112 informando de que, aunque habían conseguido apagar las llamas, el protagonista del suceso necesitaba urgente asistencia médica.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de Emergencias Sanitarias 061, la Policía Local, Bomberos y la Policía Nacional. Esta última está investigando las circunstancias en que se han producido los hechos.

Como se recordará el pasado 14 de diciembre, y también en Málaga, una mujer falleció en la barriada de Los Corazones tras arrojarse desde el balcón de su vivienda, situada en una cuarta planta. Al parecer había recibido una orden de desahucio por impago de la hipoteca. Vivía con su madre de 96 años.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar