O BNG cuestiona o proxecto orzamentario

Aymerich, vicevoceiro do Bloque no Parlamento

El viceportavoz del BNG en el Parlamento, Carlos Aymerich, ha avanzado este miércoles que pedirán la devolución del proyecto de presupuestos para 2013 presentado por la Xunta, que insiste en aplicar «políticas fracasadas» y renuncia a reclamar otro sistema de financiación autonómica pese a que «la subfinanciación crónica» llevará a que Galicia pida el rescate estatal.
En rueda de prensa, Aymerich ha advertido de que «si no es este año será el siguiente» cuando el Gobierno gallego recurra la llamado Fondo de Liquidez Autonómica puesto en marcha por el Estado, un instrumento, ha dicho, con el que se pretende «recentralizar» las competencias de las comunidades.
El diputado nacionalista ha insistido en que las políticas de reducción del déficit y la decisión de «inhibirse de intervenir en la economía» están «fracasadas» y lo ha argumentado con los datos de 2012. En la presentación de las cuentas del año pasado, ha recordado, la Xunta estimó que el PIB crecería un 1,1%. «En el porcentaje acertaron, pero hay que poner un signo negativo», ha ironizado.
En cuanto al empleo, estimaban que se produciría una ligera reducción y «la realidad fue la contraria», pues Galicia ha superado el 20% de desempleo «por primera vez en muchos años». «Ya no pueden decir que desconocen los efectos de las políticas», ha avisado y ha criticado que «insisten en mantenerlas», lo que producirá «más paro y más recesión». «Profundizan en la quiebra económica y social en la que estamos instalados», ha afirmado.
Además, ha reprochado al Gobierno gallego que presuma de que los servicios públicos reciben el 77% de los fondos. «Define la catadura moral de un presidente que juegue con los porcentajes. No es porque se incremente el gasto, sino porque baja el conjunto del presupuesto y bajan las inversiones», ha agregado.
Así, ha cifrado en 667 millones de euros el recorte en el gasto efectivo de las consellerías en relación a 2012. En Sanidade, ha dicho, se recortan 145 millones, lo que hace ascender a 600 la rebaja desde 2009. En Cultura e Educación la caída es de 153 millones y en Traballo e Benestar alcanza los 170. En suma, «el recorte en servicios públicos básicos es de 469 millones».
También caen el capítulo I (el de personal), en 227 millones, ha continuado, y en el gasto de capital el descenso es de 169 millones de euros. La suma de todos estos recortes, ha señalado, supera los 667 millones de caída del gasto efectivo, por lo que se ha preguntado qué es lo que acaparará más fondos. «El gasto corriente, el gasto improductivo de esta Xunta que es tan eficiente y austera», ha respondido.
Asimismo, sube el servicio a la deuda, que absorberá 1.110 millones de euros, entre los gastos por los intereses y los de capital, ha asegurado Aymerich, que ha destacado que sube la propia deuda pública.
EFECTOS DEL HOSPITAL DE VIGO
En este sentido, el diputado nacionalista ha indicado que si para la construcción del Hospital de Vigo entra financiación del Instituto de Crédito Español (ICO) y del Banco Europeo de Inversiones (BEI), «supone que va a crecer la deuda pública».
Aymerich ha criticado también que la Xunta opte por no subir los impuestos sobre los que tiene capacidad de decisión o que no cuestione otro tipo de «consensos» como el del sistema de financiación.
Por todo ello, ha avanzado que el BNG presentará una enmienda a la totalidad y tratará de demostrar que «son posibles otras políticas».
CRECIMIENTO EN 2015
Preguntado por las previsiones de la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, que ha indicado que en 2015 habrá «un crecimiento importante» en la economía gallega, Aymerich ha dudado de las «dotes de pitonisa» de la responsable de los presupuestos. «Es la que dijo que en el 2012 íbamos a crecer un 1,1% y tuvo una desviación del 200%», ha criticado.
«Como pitonisa yo acudiría a otras de las que salen en horario avanzado en la televisión y no a Elena Muñoz», ha bromeado.
También se ha referido a una campaña de Economía e Industria para generar optimismo que tiene un coste de 1 millón de euros. «Si quieren infundir optimismo es mejor, sin psicotrópicos publicitarios, que se presentasen unos presupuestos diferentes. Optimismo es que haya empleo», ha replicado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar