Falló el calendario maya: la vida sigue

El fín del Mundo iba a ser hoy, dia 21 de diciembre de 2012, a las 12 horas y 12 minutos, coincidiendo en el tiempo con la llega del invierno, pero, por fortuna, no ha sido así.

El fenómeno era una creencia escatológica que sostenía que el día del solsticio de diciembre del año 2012 ocurrirá el fin del mundo.La creencia se basa en que ese día concluye el «baktún» (5125 años) 12 de la cuenta larga mesoamericana; los difusores de la creeencia planteaban que a partir de esa fecha los habitantes de la Tierra experimentarían una transformación física o espiritual positiva que marcaría el comienzo de una nueva era.

Otros sugerían que la fecha de 2012 marcaría el fin del mundo o de una catástrofe similar. Los escenarios postulados para el fin del mundo incluyen la colisión de la Tierra con algún objeto externo, como «Nibiru» —hipotético astro propuesto por el escritor azerbaiyano Zecharia Sitchin (1920-2010)—, o un asteroide errante, un agujero negro o una gran actividad solar.

Sin embargo, la ciencia ha descartado la validez de todas estas hipótesis. Por otro lado, los arqueólogos han señalado que no existe documentación de una «profecía maya» en los códices o inscripciones mesoamericanos precolombinos. Los astrónomos y otros científicos han rechazado los pronósticos apocalípticos como pseudociencia, declarando que los eventos anticipados se contradicen con las más simples observaciones astronómicas. Por ejemplo, la NASA ha comparado los temores sobre el 2012 con el temor al fin del mundo del 31 de diciembre de 999 y el 31 de diciembre de 1999.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar