Que diputados aplaudan a los que amenazan es «grave», según Feijoo

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha juzgado este jueves que los incidentes que protagonizaron en el Parlamento afectados por la comercialización indebida de preferentes constituyen un hecho «grave», pero ha considerado «injustificable» que algunos diputados «aplaudieran»  a quienes  profirieron «insultos y amenazas graves» contra miembros del Gobierno gallego.

Preguntado en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta sobre las advertencias de un grupo de afectados en la tribuna de invitados de la Cámara autonómica de que correría «sangre» si no recuperaban su dinero, Feijóo ha hecho hincapié en que «los insultos y las amenazas están fuera de lugar en cualquier sitio», pero «más» en un parlamento.

Y, después de comprometer que su gabinete seguirá «trabajando con independencia» de estos comportamientos, ha recomendado a los afectados «no olvidar dónde están sus aliados».

«No son los que permitieron su comercialización cuando gobernaban, sino los que ya resolvieron más de 10.000 casos», ha contrastado, censurando que algunos grupos de la oposición pretendan ahora «apropiarse del dolor» de los que han sido estafados con preferentes o subordinadas. «Los diputados estamos para representar al pueblo y no para aprovecharnos de su dolor», ha remarcado.

«COMPROMISO» DE LA XUNTA

En este sentido, se ha mostrado consciente de que hay personas «pasándolo mal» por la situación de sus ahorros y, a ellos, les ha garantizado que «tienen todo el compromiso de la Xunta». «Siguen siendo una de las principales preocupaciones del Gobierno», ha abundado, para reivindicar que Galicia es «la primera comunidad» que solventó el problema de «más de 10.000 familias» afectadas.

«Seguiremos instando a la entidad y al FROB para que sigan admitiendo el arbitraje», ha comprometido Feijóo para resaltar el «compromiso» de su Gobierno con los afectados, sobre los que ha dado por hecho que la «actitud» de los que acudieron al Pazo do Hórreo «no es representativa» de «la mayor parte de las personas» que fueron engañados con este producto financiero.

«LÓGICO» DEJAR EL HEMICICLO

Cuestionado sobre la decisión de su grupo parlamentario de abandonar el hemiciclo durante la protesta, el presidente ha considerado «lógico» dejar los escaños una vez se suspende temporalmente el pleno.

«Lo lógico es que los diputados no estén en un lugar donde no se les requiere», ha razonado, incidiendo en que «lo que no tiene precedentes» es que haya parlamentarios que «aplaudan y vitoreen a los que insultan y amenazan».

Se ha referido de este modo a los diputados de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), que se mantuvieron en sus escaños, al igual que los representantes del PSdeG, pero aplaudiendo cada intervención de los afectados.

Sobre la posibilidad de que estas protestas se recrudezcan, Feijóo ha dicho que «sólo» tiene «miedo» a «la crisis, el paro y las personas sin recursos». «En el resto, Galicia es libre y no tiene miedo a nada», ha proclamado, convencido de que «los que quieren meter miedo se equivocan de país, de sociedad, de parlamento y de pueblo».

«Este  pueblo respeta las instituciones y no le gusta que lo amenacen o lo insulten», ha insistido, reiterando que los gallegos «saben distinguir entre los que buscan soluciones» y los que añaden «más problemas» a los que crearon previamente.

MEDIDAS EN EL PARLAMENTO

Así las cosas, el mandatario autonómico ha dejado en manos de la Mesa del Parlamento la posibilidad de tomar medidas para que este tipo de hechos no se repita.

«Que lo estudie, que visionen los videos que ayer, lamentablemente, se registraron y actúen en consideración con el Reglamento de la Cámara y el ordenamiento jurídico vigente», ha resuelto Feijóo, cuestionado sobre la posibilidad de que se limite el uso de la tribuna de invitados.

A mayores, a respecto de los insultos de un diputado de AGE que llamó «delincuentes» a los populares, ha señalado que esas actitudes «se comentan solas».

De todas formas, ha interpretado que quien no tiene «argumentos o propuestas» utiliza «insultos y descalificaciones». «Pero al Parlamento se va a hablar, no a insultar ni a descalificar», ha finalizado Feijóo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar