El gallego se tratará igual que el castellano en las aulas

 

   El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha asegurado que las lenguas cooficiales –catalán, gallego, euskera y valenciano– van a tener el mismo tratamiento que el castellano y el resto de asignaturas troncales en carga lectiva en la futura Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), de manera que se va a aclarar de «forma satisfactoria» la controversia generada en algunas comunidades, como Cataluña y País Vasco.

Wert en la conferencia sectorial de educación   «Ha habido una mala interpretación de los bloques de asignaturas, que vamos resolver de forma satisfactoria», ha anunciado el ministro, que ha insistido en que troncalidad no significa que la asignatura tenga una mayor importancia que el resto, sino que la define el Estado. «Se hace difícil que la lengua cooficial se integre entre las troncales, pero sí que vamos a recoger en el texto éstas tengan el mismo tratamiento», ha afirmado el ministro en la rueda de prensa posterior a la Conferencia Sectorial de Educación.

Asimismo, Wert ha indicado que se va a intentar encontrar una denominación diferente a la de ‘especialidad’ para las lenguas cooficiales, que «dé respuesta a la inquietud de las comunidades autónomas» y que girará en torno a su «carácter autonómico». En este sentido, ha asegurado que si se quiere considerar el carácter troncal de estas materias, al final sería el Estado el que evaluaría y definiría el currículo, algo que está, a su juicio, «en las antípodas de lo que pueden desear las comunidades autónomas».

El ministro ha insistido en que su departamento ha hecho un «esfuerzo de aproximación» con Cataluña, a la que ha hecho «una oferta generosa», pero ha indicado que esta comunidad «no ha querido colaborar» para garantizar la presencia del castellano como lengua vehicular en la enseñanza, junto al catalán, «que nadie ha puesto en cuestión». «Nuestra única cautela es, recogiendo la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, manifestar que esa inmersión lingüística no puede excluir al castellano», ha aseverado, para añadir que el resto de autonomías con lengua cooficial «se sienten cómodas» con el anteproyecto en este sentido.

Wert, que ha celebrado el respaldo al anteproyecto por parte de las once comunidades gobernadas por el PP y Navarra, ha insistido en que todas las autonomías van a poder seguir haciendo sus aportaciones al texto normativo durante el trámite parlamentario. Asimismo, ha indicado que la reforma irá al Consejo de Estado a finales de enero y que volverá al Consejo de Ministros un mes después para que pase al Congreso de los Diputados a finales de febrero o principios de marzo.

«Estamos muy satisfechos del clima de las cuatro sesiones del trámite de informar sobre el anteproyecto y estamos particularmente satisfechos con que la mayoría han sido receptivas y estamos convencidos de que podamos conseguir algunas mejoras técnicas del mismo en el curso que le queda al borrador. Hemos cumplido con holgura», ha afirmado el titular de Educación.

Asimismo, ha confirmado que la tercera o cuarta semana de enero el ministerio volverá a convocar a las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial para hablar exclusivamente de la memoria económica de la ley, no del articulado del anteproyecto, cuyo debate ya queda cerrado con este encuentro. «Compartimos la preocupación por la financiación», ha reconocido.

No obstante, ha advertido de que lo más «satisfactorio» sería que la memoria resultara lo «más cara» posible. En este sentido, ha explicado que si en el curso de aplicación de la norma se mejora de forma progresiva la tasa de abandono escolar temprano y aumenta la presencia de más jóvenes en el sistema, «significará el éxito de la ley».

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar