Intentaba estafar 3.000 euros a un demandante de empleo

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en A Coruña a un hombre que intentaba cobrar un talón falso, por importe de 3.000 euros, en una entidad bancaria de la ciudad dentro de una estafa de ofertas falsas de trabajo a través de Internet, según informa la Jefatura Superior de Policía de Galicia.

La investigación se centra en un grupo organizado que en diversas páginas de Internet oferta trabajos «que resultan ser falsos», explica la Policía Nacional, que no descarta más detenciones.

El fraude consiste en que demandantes de empleo, todos ellos en paro, contactan con los ofertantes, que, en un «pésimo castellano», ofrecen un trabajo como limpiador por horas en un domicilio al que supuestamente van a trasladarse en fechas próximas procedentes de fuera de España.
DATOS DEL SOLICITANTE

Una vez aceptada la oferta y obtenidos los datos del solicitante, estos reciben en su domicilio un talón nominal de una entidad bancaria española que ronda los 3.000 euros. Según la Policía, en ellos hay «oportunamente un error en la cantidad».

El siguiente paso consiste en que, una vez cobrado, el demandante debe remitir la diferencia del dinero a cobrar con el recibido, utilizando empresas de envío rápido de dinero.

La detención, realizada por efectivos de la Brigada Provincial de Seguridad, se enmarca dentro de una operación que continúa abierta, dirigida por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), de la Brigada Provincial de Policía Judicial de A Coruña.
RECOMENDACIONES

Ante estos hechos, la Jefatura Superior de Policía de Galicia recomienda a los usuarios de Internet y, en especial, los que buscan trabajo, que desconfíen de aquellas ofertas efectuadas en páginas web no específicas y que no faciliten sus datos personales ni copias de sus documentos de identidad ni sus cuentas bancarias.

Por otra parte, advierte de que las consecuencias para aquellas personas que intentan hacer efectivo el cheque falso y que, finalmente, remiten el importe cobrado, «pueden ser muy graves, pues se verán inmersos en un procedimiento judicial por los delitos de estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales».

Por ello, incide en desconfiar de cualquier oferta «que permita ganar mucho dinero con poco trabajo, en las que se emplee una mala redacción, y realizadas desde webmail gratuitos como Yahoo o Gmail», concluye.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar