En un intento de mejorar la competividad, el Gobierno modifica la Ley de Transportes Terrestres

 

El Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes del proyecto legislativo que modifica la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres de 1987.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que la norma pretende «simplificar y regular mucho mejor, de manera más ágil, el servicio que prestan un montón de empresarios en nuestro país».

Sáenz de Santamaría ha puesto como ejemplo que «a partir de ahora bastará con una única autorización en el transporte de carretera para actividades que antes necesitaban dos o más». Además, se reducirán plazos y trámites, gracias a la utilización de Internet, se mejorará la transparencia y la lucha contra el intrusismo en el sector.

Por su parte, la ministra de Fomento, Ana Pastor, que presentó un informe sobre el anteproyecto el pasado mes de junio,  ha afirmado que la norma mejora la competitividad y la eficiencia empresarial, las condiciones del servicio público de transporte de viajeros y la transparencia sobre el mismo.

«Hay que acceder al mercado del transporte internacional de mercancías por carretera y España tiene que ser cada vez más competitiva», ha añadido.

Pool Moncloa

Principales novedades

Para mejorar la competitividad y flexibilidad de las empresas que quieran operar en el sector del transporte por carretera, la ministra de Fomento ha destacado que bastará una única autorización, lo que supondrá menos coste y menos tiempo: «Para dar una licencia se tardaba una semana. A partir de ahora, en una hora, por proceso automático, cuando se cumplan los requisitos, se podrá tener una autorización».

Además, la norma contempla una utilización más amplia de las juntas arbitrales, suprime la posibilidad de que la Administración pueda establecer tarifas mínimas y refuerza el marco legal para evitar el intrusismo en el sector. «Sólo puede contratar y facturar el servicio quien disponga una autorización de transporte», ha dicho.

Respecto a las mejoras en el transporte público de viajeros, la nueva Ley prevé la concesión de líneas de interés público entre varias comunidades autónomas. A juicio de la ministra, la medida favorece la cohesión territorial, garantiza la movilidad de los ciudadanos, no requiere subvenciones y abarata los precios. «Estamos trabajando para que no haya ni un sólo ciudadano que no tenga tenga un servicio público», ha resaltado.

Ana Pastor también ha señalado que se limitarán las autorizaciones de arrendamiento de coches con conductor de forma proporcional a las autorizaciones de licencias de taxi. «Se han intentado equilibrar derechos» entre estos sectores, ha afirmado.

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley Orgánica que permitirá a las comunidades autónomas inspeccionar y sancionar, en el ámbito de su territorio, infracciones cometidas en otra comunidad autónoma.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar