«Blindar los servicios públicos», objetivo fundamental de Facenda para 2013

Toma de posesión de Miguel Corgos, director xeral de Planificación e Orzamentos

La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, ha asegurado este viernes que el «objetivo irrenunciable» de la Xunta en los presupuestos para 2013 es «el blindaje de los servicios públicos esenciales». «No hay consellerías blindadas, hay áreas blindadas», ha apuntado.

Así lo ha dicho en declaraciones a los medios tras presidir la toma de posesión de Miguel Corgos como director xeral de Planificación e Orzamentos. Muñoz ha indicado que «en estos momentos» su equipo trabaja «a destajo» en las cuentas del año que viene, con el fin de cumplir el compromiso adquirido por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de que estén presentadas este mismo mes.

«Lo que se puso de manifiesto a lo largo de toda la pasada legislatura, y es un objetivo de esta, es el blindaje de los servicios públicos esenciales. Para nosotros ese es un objetivo irrenunciable», ha señalado.

 

 

«Desde luego, –los presupuestos– serán coherentes con el techo de gasto que aprobamos en el mes de julio en el Parlamento», ha insistido la titular de Facenda. En ese momento, la Xunta fijó en 8.481 millones de euros el techo de gasto no financiero para 2013, lo que supone una caída de 290 millones –un 3,3 por ciento– con respecto al gasto ajustado de 8.771 millones en 2012.

La conselleira no ha avanzado qué líneas se verán afectadas por la reducción de recursos y ha indicado que este techo de gasto es «la referencia» para elaborar los presupuestos y que Facenda trabaja con todas las consellerías para cerrar sus propuestas y prioridades. «Hasta que no tengamos esa visión completa del presupuesto no podemos decir las líneas. Ya se detallarán cuando presentemos los presupuestos», ha argumentado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar