Los miembros del Parlamento de Galicia no podrán cobrar otro sueldo

Todos los diputados del Parlamento de Galicia se dedicarán en exclusiva a su labor parlamentaria, es decir, serán remunerados únicamente por esta actividad renunciando a compatibilizarla con su profesión.

Según las fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press, los diputados de los grupos de la oposición –PSdeG, Alternativa Galega de Esquerda y BNG–, así como del grupo que apoya al gobierno –el PPdeG– han comenzado cursar su dedicación exclusiva.

Con todo, según han explicado fuentes populares, aunque la mayoría de los diputados de este grupo ya ha cursado esta petición sobre el régimen retributivo, en este lado del hemiciclo juega un papel condicionante la todavía pendiente composición del gobierno.

A ello hay que añadir que falta la decisión del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, sobre las actas parlamentarias que ocupan seis de sus conselleiros, y que en la pasada legislatura dejaron en su totalidad.

Del mismo modo, fuentes populares han indicado a Europa Press que algunos de sus diputados, debido al tipo de trabajo que tienen en su actividad privada (medicina o empresarios), se irán incorporando en breve plazo a la dedicación exclusiva.

RÉGIMEN RETRIBUTIVO

El régimen retributivo actual, según consta en la página web del Parlamento, asciende a 1.942,95 euros como asignación fija al mes para todas sus señorías, a lo cual hay que añadir distintos complementos. Entre ellos, están los que se cobran por ser miembro de la Mesa de la Cámara, que en el caso de la presidenta asciende a más de 4.502 euros mensuales.

Además, los parlamentarios cuentan con una cuantía fija para afrontar los gastos de alojamiento y manutención originados por su actividad, que suman 2.587,39 euros y 2.349,31 en función de si cuentan con dedicación exclusiva o no, respectivamente.

En 2009, los salarios de los miembros del Parlamento de Galicia fueron congelados; mientras que en 2010, se redujeron un 10 por ciento para los diputados, en un 12 por ciento los portavoces parlamentarios y en un 15 por ciento para la presidenta de la Cámara. Desde entonces, en 2011 y 2012, los salarios continuaron congelados.

Con todo, la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, se mostró abierta, en distintas ocasiones, a una nueva bajada de las retribuciones, que en todo caso se abordará en los órganos parlamentarios pertinentes y por parte de todos los grupos.

En esta línea, antes de que finalizase la pasada legislatura, la jefa del Legislativo anunció que propondría a la vuelta de verano una bajada de los sueldos de los diputados en proporción a una paga extra –que como tal no consta entre los emolumentos de los diputados–, siguiendo de esta manera la medida que se aplica a los empleados públicos.

DECLARACIONES DE BIENES

Además, está pendiente que la Mesa del Parlamento apruebe el formulario acordado ya en la legislatura pasada para la publicación de las declaraciones de bienes de sus señorías.

Socialistas y populares lo solicitaron formalmente, mientras que los otros dos grupos de la oposición ya mostraron su disponibilidad a cumplir con este pacto político que se fraguó en la pasada legislatura.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar