Llega al médico con dolor de espalda y sale con un hijo

Reino Unido.- Kayleigh Renwick visitó a los médicos con un fuerte dolor de espalda, que atribuyó a una infección renal. Sin embargo, sólo seis horas más tarde, la joven, de tan solo 24 años, estaba dando a luz en el hospital a su segunda hija, que nacía con cinco semanas de retraso.

Kayleigh dijo que no se había dado cuenta de que estaba embarazada porque incluso había perdido peso y bajado de talla. «Cuando leía sobre esas mujeres que daban a luz sin saber que estaban embarazadas, pensaba ¡Qué barbaridad! ¿Cómo no lo sabéis?, y ahora me ha pasado a mí». «No tenía ni cochecito, ni cuna, nada.»

«Cuando el doctor me contó que había un bebé dentro de mí no me lo podía creer», cuenta la sorprendida mamá. Mi cuerpo se quedó en estado de shock y empecé a vomitar». Lucy nació con infrapeso y con la piel muy seca y agrietada. El ginecólogo confirmó que la placenta llevaba un tiempo sin dar alimento al bebé. Los doctores descubrieron la causa del dolor de espalda, y es que la pequeña Lucy estaba escondida detrás de la pelvis.

A pesar de ir todo bien en el primer momento, a los seis meses, los médicos diagnosticaron a Lucy una grave Braquicefalia y Plagiocefalia, comúnmente conocida como síndrome de cabeza plana (FHS), que le provoca una deformación en la cabeza.

Entre las causas de dicha afección están la falta de líquido amniótico y la posición del bebé durante la gestación. Ahora Kayleigh necesita recaudar 2.000 dólares para comprarle un casco craneal que corregirá la forma de la cabeza de Lucy.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar