El inicio de la recuperación económica, en 2013 y 2014, segun Feijóo

El presidente electo de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha manifestado este viernes que los gobernantes en España están haciendo, «con dolor, pero con responsabilidad», lo que se «debe hacer» para superar la crisis y ha asegurado que espera que «en los años 2013-2014» se empiece a ver «el inicio de la recuperación económica».

Para lograrlo, en una entrevista con la Cadena COPE recogida por Europa Press, ha interpretado que la «clave» reside no sólo en seguir por el camino que ahora «se está transitando» sino también en que la reestructuración financiera «funcione esta vez», de forma que la economía «real», los autónomos y pymes tengan acceso a financiación.

«Sin eso no es posible crear empleo, sin empleo no es posible tener ingresos y, sin ingresos, no se puede salir de esta situación, ha interpretado Feijóo, quien, además de que la reestructuración financiera «funcione», ha considerado indispensable para 2013 mantener la máxima de «no gastar más de lo que se tiene».

En cuanto a si el Gobierno gallegos seguirá el ejemplo de comunidades que mantienen la intención de abonar la paga extra de Navidad pese a la norma estatal que la elimina, ha respondido que un presidente autonómico tiene que «garantizar el Estado de Derecho».

«Hay una ley que nos vincula y que vamos a aplicar. Y no vamos a hacer eso, no porque no quisiéramos, sino porque hemos priorizado el dinero para la sanidad, la educación y los servicios sociales», ha señalado, antes de mostrarse convencido de que «al final» no se podrá incumplir la norma «en ningún territorio del conjunto de la nación».

En cualquier caso, en julio, el Ejecutivo de Feijóo ratificó que los empleados públicos gallegos podrán recuperar la paga extraordinaria que se le suprimirá en diciembre de este año directamente en nómina en futuros ejercicios, cuando la Xunta estime que la situación financiera de las arcas autonómicas ha mejorado lo suficiente, según los parámetros fijados por la Ley de Disciplina y Sostenibilidad Presupuestaria.

«AUSENCIA DE PROPUESTAS» DE LA OPOSICIÓN

Tras ampliar su mayoría absoluta en la última cita con las urnas, Feijóo ha destacado que los buenos resultados obtenidos conllevan «una mayor deuda de gratitud» con Galicia y «más responsabilidad». Así, ha manifestado que espera «responder al caudal de confianza» recibido el pasado 21 de octubre.

Sobre la actitud de los grupos de la oposición, en concreto del BNG y de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), en el debate de investidura, ha asegurado que «no le inquietan» afirmaciones como que el Parlamento gallego es «una cámara de gas y de tortura» o que al PP le vota «la gente menos formada», como apuntó Xosé Manuel Beiras.

«Lo que me inquieta es la ausencia de una sola propuesta», ha señalado el presidente, quien ha evocado a los «excepcionales políticos» que hubo en una época de «crisis profunda» como fue la Transición España, a los que «no importaba» estar en el Gobierno o en la oposición y que remaron para «resolver con éxito» un momento «excepcional».

«Salvando las diferencias», Feijóo ha interpretado que ahora también se está viviendo «una transición desde el punto de vista económico» en la que «todo se cuestiona» puesto que los ingresos «han caído y, de cada cien euros que tiene el Estado, tiene que destinar la mitad a pagar los intereses de la deuda».

«EMERGENCIA NACIONAL»

A su entender, en una situación de «emergencia nacional», sería «bueno» que los políticos estuviesen «a la altura de las circunstancias». Por su parte, ha comprometido que «lo va a intentar» y ha añadido que la última jornada del debate de investidura no fue «un gran día de la oposición».

«Es posible que muchos de los que les votaron hayan sufrido una gran decepción al ver la pobreza de los argumentos y una especie de llamada a un estado de sitio y a echarnos del Parlamento», ha indicado, para concluir que «este tipo de cosas están fuera ya de cualquier planteamiento razonable venga de donde venga desde el punto de vista ideológico».

SITUACIÓN DE CATALUÑA

Por último, Núñez Feijóo ha enfatizado que Artur Mas se comportó «durante el primer año y medio» como un presidente autonómico «responsable» tras «heredar a una Cataluña al borde de la suspensión de pagos» del tripartito. Sin embargo, ha lamentado que finalmente prefiriese «envolverse en las banderas a pagar facturas y agitar sentimientos a gestionar la crisis».

Dicho esto, ha aludido a su bajada en número de escaños en las últimas elecciones catalanas y ha interpretado que su pueblo «le dijo con contundencia que no estaba de acuerdo» en su planteamiento.

«Es muy difícil equivocarse tanto en tan poco tiempo», ha lamentado Feijóo, quien no ve a Mas «hacer una política económica con ERC», lo que sería «casi peor que el tripartito». «Esperemos que ahora acierte, porque España y Cataluña lo necesitan», ha zanjado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar