Un acusado de narcotráfico justifica su patrimonio en sede judicial: “soy muy trabajador”

 

Un arousano acusado de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico ha declarado este martes en el juicio que lo sienta en el banquillo de la Audiencia Provincial de Pontevedra junto a su madre, un hermano, su exmujer, su pareja y un amigo, que el patrimonio que posee es fruto de ser “muy trabajador”.

“Siempre he sido muy trabajador, con 15 años ya tenía un negocio de pedaletas en la playa de Samil”, ha manifestado el procesado, Secundino F.F., de 46 años, que fue condenado en dos ocasiones por tráfico de estupefacientes como miembro de una organización dedicada a introducir hachís en España de la que formaba parte Laureano Oubiña. Además, tiene pendiente otro juicio por tráfico de cocaína el que también está procesado.

La Fiscalía sostiene que el dinero que Secundino F.F. adquiría con el narcotráfico se lavaba en una trama familiar con la compra de pisos, fondos de inversión, coches, incluso un Cadillac tipo limusina.

Sentados a su lado en el banquillo estaba su madre Rosalía F.C.; su hermano Gabriel F.F. y su exesposa Yolanda W.F., así como su novia Alicia L.F. y un amigo, Eugenio V.C.

El fiscal interrogó al principal acusado por toda una serie de operaciones como la compra de pisos, de importantes cantidades en fondos de inversión, la compra de las sociedades Promopom y García y Meis, así como varios vehículos, entre ellos, dos Audis y un Cadillac modelo El Dorado.

El principal acusado trató de justificar este patrimonio en su trabajo en la construcción. “Aunque nunca tuve contrato”, ha afirmado, para añadir que tampoco se fiaba de los bancos, según explicó al tribunal, por lo que las cuentas corrientes estaban siempre a nombre de su madre, su mujer o su hermano.

Además de la construcción, era encargado de un pub en Portonovo, a nombre de su novia, y era intermediario en la compra de coches para un concesionario de Vigo. “Sacaba de comisión unos mil euros por cada coche, y vendía mucho”, ha resaltado.

En cuanto a los fondos de inversión, Secundino F.F. explicó que “Alicia -su novia- era agente de Catalana Occidente” y se encargaba de las inversiones en Bolsa, Planes de pensiones, Fondos, Seguros, y demás “yo ni sé lo que tenía”, según admitió.

PENAS

La Fiscalía les acusada de un delito continuado de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico, por lo que pide para el principal acusado la pena de seis años de prisión y multa de 700.000 euros con responsabilidad subsidiaria de un día de privación de libertad por cada 4.000 euros que deje de abonar.

Para el resto de acusados solicita cinco años de prisión y multa de 650.000 euros excepto para Eugenio V.C., con quien compró el Cadillac, que por su menor implicación en la trama el fiscal rebaja la solicitud de pena a 4 años de prisión y multa de 20.000 euros.

Además se solicita el comiso de todos los bienes y efectos intervenidos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar