Fiesta del secado de la castaña en Parada do Sil

La aldea de Purdeus, en el Ayuntamiento de Parada de Sil, es la primera de la provincia de Ourense que convierte en fiesta la labor doméstica de secado de las castañas y la recupera como ‘Fiesta de la pisa’, en la que han participado este sábado vecinos y visitantes.

En todo el Ayuntamiento de Parada de Sil se recogieron en el último mes más de 80.000 kilos de castañas de cientos de castaños centenarios que se reparten por toda la Ribeira Sacra, en las orillas del río Sil. Sin embargo, hace 15 años que nadie las seca ni las pela para su conservación hasta la siguiente primavera, según ha explicado a Europa Press el alcalde, Francisco Magide.

Este sábado día 24, por primera vez en quince años, los vecinos se han reunido en la aldea de Purdeus para guardar en sacos las castañas que fueron colocadas hace 15 días en el «canizo», o secadero de castañas, en el que el fuego permanece encendido día y noche.

«Hoy reunimos esas castañas ya secas en sacos que fueron golpeados contra un tronco de madera o «pisón» por varios vecinos y de esta forma se consigue separar la piel de la castaña, pero para guardar sólo el fruto seco ya pelado hay que aventar el contenido de los sacos en un proceso llamado «criba», sobre una bandeja de madera en la que las castañas son lanzadas al aire.

PLATOS TRADICIONALES

Las castañas ya secas y peladas se guardan en arcas de madera para poder ser utilizadas en la próxima primavera para preparar platos tradicionales en las viviendas de Parada de Sil, como castañas con leche mazada como postre, o con chorizo y huevos como plato principal.

Esos platos forman parte del menú ofrecido durante todo este fin de semana en los restaurantes y en la cantina del albergue de Parada de Sil, y los visitantes pueden también adquirir otros productos tradicionales de la zona como «bica», miel, queso de cabra, mermeladas caseras y vinos con denominación de origen de las tres bodegas del ayuntamiento.

Las castañas no están a la venta en el pequeño mercado de productos artesanos y locales porque, según Magide, se vendieron todas a dos industriales de La Rioja y Castilla al precio pactado de 1,50 euros el kilo.

FIESTAS DE OTOÑO

La ‘Festa da Pisa’ de la castaña es la última convocada en Parada de Sil para celebrar el otoño de la Ribeira Sacra, después de otras tres celebradas en los fines de semana del mes de noviembre.

El primer fin de semana, vecinos y visitantes participaron en un ‘magosto’ en Parada de Sil, en el siguiente la fiesta fue en Sacardebois, con caminata y ‘magosto’, y el tercero fue la fiesta de las setas en el antigua ‘fábrica de luz’, ahora convertida en albergue

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar