El alcalde de Lugo queda en libertad pero se mantiene la imputación

 

El alcalde de Lugo, José López Orozco, quedó en libertad sin fianza,  sin ningún tipo de medida cautelar pero se mantiene la imputación  tras declarar durante seis horas ante la jueza instructora de la Operación “Pokómon”.
A la salida, mostró su satisfacción por detallar cuanto se le preguntó durante el largo interrogatorio, dijo sentirse satisfaecho y reiteró su idea de que habría hecho un “trista favor de los lucenses” si hubiera dimitido.

La situación procesal del alcalde, pues, se mantiene y su defensa pedirá el sobreseimiento de la causa.

Ya a la llegada al juzgado en la tarde de este jueves manifestó que estaba «muy tranquilo» y que se encontraba «muy bien».  Además, trasladó que acudía a declarar con el ánimo de «responder a todas las preguntas» para que «se conozca la verdad».

«Vengo a responder y a hacer este acto constitucional en mi deber de colaborar con la Justicia y esperando que concluya cuanto antes», sostuvo a su llegada a la sede judicial, en donde hizo acto de presencia cinco minutos antes de las 17.00 horas acompañado de su abogado y seis ediles, entre otras personas.

Sobre el apoyo recibido desde las filas socialistas, el regidor municipal manifestó que «son así de buena gente y quisieron venir hasta aquí». «Pero lo importante es responder a todas las preguntas que me quieran formular y se conozca la verdad», había insistido.

Al juzgado Orozco fue acompañado por los concejales socialistas Luis Álvarez, Sonia Méndez, José Manuel Díaz Grandío, Esther Muñoz y Manuel Chaín, así como por el secretario de Organización del PSOE de Lugo, Juan Carlos González Santín.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar