El Bloque abandona el gobierno municipal de Lugo, pero Orozco sigue como alcalde

El alcalde de Lugo, el socialista Xosé López Orozco, ha dicho “no comprender, ni entender” la salida del gobierno local del BNG, pero ha expresado su “respeto” por la decisión de los dos concejales nacionalistas formalizada este miércoles, lo que ha provocado que tenga que remodelar su equipo para afrontar en minoría el resto del mandato municipal.

Roto el pacto de gobierno entre los socialistas, que cuentan con 11 ediles en Lugo, y los dos concejales nacionalistas, Orozco deberá buscar apoyos puntuales del Bloque. No obstante, el BNG ya ha garantizado públicamente que no va a favorecer el acceso a la Alcaldía lucense del PP, que consiguió 12 ediles de 25 en las municipales del año pasado.

Los dos concejales nacionalistas han formalizado esta mañana su renuncia después de la decisión adoptada en la noche del martes en asamblea, en la que 38 votos respaldaron romper la coalición con los socialistas frente a 12 en contra, a raíz de que Orozco se negase a dimitir tras ser imputado por supuesto cohecho y tráfico de influencias en la Operación Pokémon.

Por ello, los ‘populares’ ya han calificado de “paripé” la renuncia de los dos concejales del BNG, ya que aseguran que seguirán apoyando la acción de gobierno de Orozco, quien es alcalde de Lugo desde 1999 y en el anterior mandato municipal, entre 2007 y 2011, ya gobernó en minoría.

Precisamente, Orozco deberá comparecer este jueves por la tarde ante la jueza Pilar de Lara, que instruye esta causa que investiga una supuesta trama de sobornos a políticos para conseguir la adjudicación de servicios públicos.

RENUNCIA DEL BNG

Tras formalizar la salida del gobierno lucense, el responsable local del BNG de Lugo, Alexandre Penas, acompañado por los dos concejales Antón Bao y Paz Abraira, dio lectura a un comunicado en una comparecencia pública en la que no aceptaron preguntas de los medios de comunicación.

El responsable nacionalista ha justificado que la decisión de abandonar el gobierno lucense de “forma inmediata” adoptada en la asamblea de este martes se basa en “un código ético” del BNG que aplica en las instituciones y según el cual “los cargos públicos que son imputados con acusaciones de este tipo abandonan de inmediato sus cargos para preservar las propias instituciones y los propios ciudadanos”.

“Esta es la práctica del BNG en todos los casos y entendemos que debe ser la de los restantes partidos políticos. Después de la imputación al alcalde por hechos relacionados con la gestión pública y al no ser atendida la petición de dimisión, el BNG, en ejercicio de coherencia y con la finalidad de preservar las instituciones democráticas abandonamos el gobierno”, han sentenciado los nacionalistas.

En cualquier caso, Penas ha querido dejar claro que abandonan el gobierno municipal, pero no van a favorecer el acceso del PP al gobierno de la ciudad de Lugo. “El BNG en esta nueva etapa seguirá trabajando por Lugo como hicimos siempre, en el gobierno y en la oposición. Esto quiere decir que nuestra posición seguirá siendo clara en defensa y apoyo a la ciudadanía”, ha proclamado.

REMODELACIÓN

Acompañado de parte del grupo socialista, aunque con las ausencias de la concejala de Economía Sonia Méndez y del concejal y presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, el alcalde de Lugo ha tendido en todo momento la mano a quienes hasta hoy fueron sus socios de gobierno y ha expresado su “respeto” por su decisión.

A su juicio, su imputación por la titular del Juzgado Número Uno de Lugo “no es motivo suficiente” para abandonar el gobierno local, pero ha dejado la puerta abierta a un retorno de los nacionalistas al asegurar que mantendrá una gestión basada en el pacto de gobierno que sellaron tras las municipales del año pasado-

“A pesar de que no tenemos el socio con el que firmamos el pacto del gobierno, nosotros procuraremos mantenerlo porque cuando lo suscribimos éramos conscientes de lo que firmábamos y estábamos contentos”, ha explicado. “Procuraremos mantener el gobierno en esa línea que marca el pacto, con la impronta que le pueda dar cada concejal a ese trabajo. El mundo continúa, el ayuntamiento continúa para el bien de la ciudadanía que es lo que perseguimos”, ha agregado.

Tras reafirmarse en que no piensa dimitir, Orozco ha vuelto a insistir en su inocencia, y sobre su comparecencia de este jueves ante la instructora de la Operación Pokémon, ha indicado que acudirá “con absoluta tranquilidad” porque no hizo “nada”. “No tengo ningún temor y eso me da mucha fuerza, ánimo y tranquilidad”, ha reiterado.

La salida de los nacionalistas ha obligado al alcalde de Lugo a reorganizar el gobierno local, y las áreas que llevaban los nacionalistas: cultura, infraestructuras y agenda 21, recaerán ahora sobre los socialistas Carmen Basadre, Manuel Chaín y Lino González Dopeso.

“TEATRO”

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del PP en Lugo, Jaime Castiñeira, ha lamentado que “mientras el BNG no permita gobernar a la lista más votada en el Ayuntamiento, seguirá apoyando al alcalde López Orozco”, a pesar de la renuncia de los dos concejales nacionalistas a sus cargos en el equipo de gobierno local.

A su juicio, la decisión del Bloque “es un paripé, una escena más de la obra de teatro”, puesto que “prefieren dar su apoyo a una persona que perdió su confianza antes de dejar gobernar a quien ganó las elecciones”.

La opción de presentar una moción de censura queda descartada por el momento, puesto que el PP necesitaría el apoyo del BNG para conseguir la mayoría absoluta necesaria. “Ahora tenemos 12 concejales y necesitaríamos el apoyo de 13”, ha recordado Castiñeira.

Así, el portavoz popular ha ironizado al hacer un símil futbolístico y ha indicado que el BNG “pasa al banquillo esperando a que Orozco dimita, más pronto que tarde, para a continuación volver a ser titulares en el equipo”. De este modo, considera que el BNG volverá al gobierno municipal cuando se produzcan cambios en el bando socialista, pero ha indicado que en el PP están “preparados para gobernar”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar