Posan para un calendario erótico para conseguir transporte escolar a sus hijos

   Madres de un colegio de la localidad valenciana de Montserrat han posado para un calendario erótico con el que pretenden recoger fondos para financiar el transporte escolar de sus hijos y protestar por la supresión de líneas tras la nueva normativa aprobada este curso por la Conselleria de Educación, según explican las promotoras de la iniciativa.

En el calendario –del que se hará una tirada de 3.000 ejemplares– las participantes aparecen ante lemas reivindicativos, como ‘Autobús ya’ o ‘Sin autobús, son coche y sin carné, pero con mis pies y manos llegaré’ y protagonizando escenas alusivas a los recortes. Así, en una de las fotografías una mujer posa cubierta por unas grandes tijeras y en otra se ve a una madre escalando una de las montañas que están en el camino al centro escolar.

El colectivo ha decidido llevar a cabo esta acción después de que la nueva regulación «haya reducido los autobuses de cuatro a dos y haya dejado a 83 niños de entre 3 y 10 años sin transporte», ha explicado a Europa Press Televisión Silvia Lucas, una de las madres que ha colaborado en el almanaque.

Después de realizar otro tipo de protestas, como marchas a pie recorriendo seis kilómetros hasta el centro escolar o venta de lotería, estas madres han decidido apostar por este calendario para recaudar fondos y poder pagar un servicio de transporte de enero a junio.

«No hay dinero para nuestros hijos cuando sí lo hay para tras cosas, por eso decidimos hacer esto con el fin de dar una solución rápida», añade esta portavoz.

Las mujeres reconocer que han pasado algo de «vergüenza» a la hora de ponerse ante la cámara pero recalcan que lo han hecho «por los derechos» de los alumnos y «por un fin social». Además, alguna de ellas ha relatado que lo primero que hizo es enseñarle las imágenes a sus hijos y explicarles por qué las habían hecho. Otras, como Yolanda Peiró, afirman que también su marido acudió a la sesión de fotos para ayudarle a superar el pudor.

Otra de las «atrevidas» -según se definen– que ha intervenido en esta protesta es María Zaira Gilabert, que pone de relieve que no tiene carné de conducir, por lo que no dispone de medios para llevar a su hijo –alumno de Primaria, especifica– al colegio. «Solo me queda la caridad; tenemos derecho a la educación y la administración debe remover los obstáculos pero el resultado de mis denuncias ha sido ser los penúltimos en una lista de espera», ha lamentado.

Por su parte, la consellera de Educación, María José Català, se ha referido a este asunto al ser preguntada por los medios. Al respecto, ha comentado que en Montserrat «hay actualmente ocho rutas de transporte y la redistribución que se ha hecho se ha ceñido a los requisitos legales porque no hay que crear diferencias».

«INVIABLE»

En este sentido, ha recordado que «la educación infantil no es obligatoria» y, por tanto, si se da transporte en este nivel en un municipio, se ha de dar a toda la Comunitat Valenciana, lo que en este momento es «inviable».

Català ha manifestado que hay alumnado en Montserrat que no se ha visto favorecido por esas ocho rutas porque son de educación infantil pero ha insistido en que no se puede dar este servicio «en unos lugares sí y en otros no».

La consellera –que ha considerado que la edición de este calendario no compete a sus responsabilidades porque «no es un tema pedagógico»— ha expresado su «total respeto a la libertad de acción» de los padres. «Pero tengo que decir a la sociedad valenciana –ha matizado– que no se puede hacer una excepción en un lugar».

«Estamos dando transporte a toda la educación obligatoria, trabajando de forma mucho más generosa a lo que establece la ley educativa estatal y destinamos 70 millones, que es una inversión muy importante», ha rematado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar