Satisfacción en el sector naval

 

El sector naval gallego ha celebrado la aprobación por parte de la Comisión Europea del nuevo sistema de bonificación fiscal ‘tax lease’ y ha manifestado su deseo de que el expediente que permanece abierto por la anterior herramienta se cierre en breve y sin que obligue a devolver los importes de operaciones anteriores.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación Clúster del Naval de Galicia (Aclunaga), Fernando Alcalde, ha asegurado que el sector acoge con «mucha alegría» el visto bueno de Bruselas a la nueva herramienta, que llega tras año y medio de bloqueo y permitirá a los astilleros españoles competir «en las mismas condiciones» que el resto de países europeos.

En todo caso, tras precisar que el nuevo ‘tax lease’ permite «empezar a negociar con firmeza» con los armadores, ha mostrado su «preocupación» por el hecho de que no se haya cerrado aún el expediente abierto al anterior sistema. No obstante, ha confiado en que las «dudas» sobre el anterior mecanismo empleado «se resuelvan de manera inmediata» pues, según añadió, ni se le «pasa por la cabeza» la posibilidad de que haya que efectuar devoluciones.

Al respecto del porcentaje de descuento que permitirá la nueva herramienta, ha explicado que «no se sabe con exactitud», sino que se irá viendo «a medida que se vaya aplicando», en cada uno de los casos que vayan saliendo.

Así, ha confiado en que esté «próximo a lo que existe en Europa». En ese sentido, fuentes del sector han recordado a Europa Press que el modelo francés, en el que se ha basado el nuevo sistema español, tiene unos beneficios fiscales de aproximadamente el 20 por ciento.

En cuanto al plazo para su puesta en marcha, Alcalde afirmó que será «en breve» y estimó que las modificaciones legislativas necesarias se realizarán de forma inmediata. No obstante, también recordó que el contrato de un buque «no es algo que se cierre de un día para otro».

PYMAR

Por su parte, Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión (Pymar) ha mostrado su «satisfacción» y también su «agradecimiento» al Ejecutivo central y a los gobiernos gallego y vasco, «que han prestado al sector todo el apoyo institucional necesario para que se desbloquee por fin la herramienta que va a permitir regresar al mercado», según afirmó el presidente de la sociedad, Álvaro Platero.

Platero recordó que la aprobación del tax lease era el principal escollo que tenía el sector de la construcción naval en España, que ha vivido un año y medio «muy difícil» a consecuencia del bloqueo del sistema. «Confiamos en que los astilleros españoles no tardarán en empezar a contratar acogiéndose a este nuevo esquema», aseguró.

BENEFICIADOS POR EL BLOQUEO

Pymar explica que, a raíz del bloqueo del sistema de bonificación, los países que denunciaron el sistema de ‘tax lease’ español han sido precisamente los «más beneficiados» en la construcción de buques. Así, en Noruega, desde enero hasta agosto de 2012, se contrataron 38 buques por valor de 2.900 millones de dólares; mientras que un año antes sólo se habían contratado 17 buques por valor de 800 millones de dólares.

En cuanto a los astilleros holandeses, hasta junio de 2011 sólo habían contratado cuatro buques por importe de 200 millones de dólares, aunque cerraron el año con 29 contratos que supusieron que facturación se elevase hasta los 1.600 millones de dólares.

SINDICATOS

El responsable del metal de CC.OO. en Vigo, Ramón Sarmiento, ha considerado que la aprobación del nuevo sistema es «un paso», si bien sólo resuelve «un tercio» del problema, pues queda pendiente que se cierre el expediente del anterior sistema y que se conozca cuál será el máximo rendimiento al que se podrá llegar.

En declaraciones a Europa Press, instó a que la investigación sobre la anterior herramienta «se resuelva en tiempo y en la forma que el sector necesita», sin que haya que efectuar devoluciones.

Por su parte, el responsable del metal de UGT en Vigo, Diego Atanes, ha mostrado su «satisfacción» y ha esperado que inversores y estructuradores financieros asuman «cuanto antes» el nuevo modelo.

El sindicalista también reclamó al Gobierno central que «defienda en Europa a la industria naval» y ha reivindicado la «legalidad del sistema anterior en base a los principios de confianza legítima y buena fe». En ese sentido, y al igual que defendió Sarmiento, ha esperado que no haya que efectuar devoluciones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar