Desfibriladores en las instalaciones deportivas de Pontevedra

La Diputación de Pontevedra sacará un concurso público para instalar desfibriladores en los espacios e instalaciones deportivas de mayor uso y con mayor afluencia de gente en la provincia.

El presidente, Rafael Louzán, anunció este viernes la iniciativa en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Provincial, e invitó a los ayuntamientos de la provincia a sumarse a la iniciativa que tiene cómo finalidad básica «salvar vidas y prevenir riesgos».

El plan para instalar los desfibriladores cuenta con que los ayuntamientos interesados remitan, de manera previa, una relación de los espacios deportivos (campos de fútbol, pabellones y otros) más utilizados y aporten una financiación de alrededor del 50% de su coste.

La Diputación pontevedresa ha realizado diversas gestiones desde hace tiempo para la adquisición de estos aparatos electrónicos portátiles que, por economía de escala (al comprar un número considerable), podría obtenerlos por 1.000 euros a unidad.

Con la ventaja añadida, según explica la institución, de que la empresa suministradora se compromete a impartir cursos de formación para las personas de cada ayuntamiento que los utilicen y a aportar otro tipo de aparatos médicos de urgencias.

TELEASISTENCIA

El presidente de la Diputación de Pontevedra afirmó en rueda de prensa que el servicio de Teleasistencia Domiciliaria debe ser asumido por una sola institución que adopte ese liderazgo y tenga competencias en la materia.

A preguntas de los periodistas sobre la continuidad del servicio una vez que el Inserso retire para el año 2013 la aportación que venía haciendo al convenio con la Diputación de Pontevedra para atender la 1.143 usuarios en toda la provincia, Louzán destacó que es preciso armonizar el servicio y fijar las competencias en este asunto.

«Ahora la teleasistencia está siendo mantenida por la Cruz Roja, por la Xunta a través de la Ley de Dependencia, por alguna diputación, etc. y hay que fijar pautas y normas y coordinar adecuadamente el servicio», afirmó.

Para Louzán, es preciso, entre otras cosas, armonizar los precios para los usuarios hasta ahora distintos y los contratos con las empresas adjudicatarias que mantienen la teleasistencia, pues en algunos casos son muy diferentes «y convine un único tipo de contrato», explicó.

En esta línea de coordinación y fijación de competencias, Louzán se manifestó dispuesto a colaborar en el mantenimiento del servicio, aunque la Diputación no tiene competencias estrictas en asuntos de servicios sociales.

«Aún así», recordó, «la Diputación de Pontevedra destina a este tipo de servicios 17 millones de euros anuales para ayuda en el hogar, planes para mayores y, sobre todo, los servicios que se ofrecen en la residencia Príncipe Felipe», concluyó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar