Siguen las negociaciones para suprimir los desahucios

El Gobierno y el PSOE continuarán este martes su diálogo para concretar soluciones al problema de los desahucios, tras lograr este lunes un «altísimo» grado de acuerdo tras la maratoniana reunión entre expertos de ambas partes. A ello hay que añadir la decisión de las colectivos de la banca y las cajas en el sentido de detener por ahora los desahucios.

Eun acuerdo avanzado entre el Ejecutivo y la oposición sobre las medidas más urgentes contra esta problema, si bien se desconocen los detalles.

  Las entidades financieras asociadas a la Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) han decidido suspender la ejecución de desahucios de vivienda habitual de colectivos «especialmente vulnerables» adelantándose al acuerdo de los instituciones.

La AEB se sitúa la decisión «en aquellos casos en que concurran circunstancias de extrema necesidad» e informa qu ha mantenido diversos contactos con representantes del Gobierno y que el pasado jueves, 8 de noviembre, el presidente de la patronal, Miguel Martín, trasladó al secretario de Estado de Economía y Competitividad, Fernando Jiménez Latorre, este compromiso en nombre de los bancos de la asociación.

La AEB destaca que el contenido de esta medida, adoptada por «razones humanitarias y en el marco de su política de responsabilidad social», había sido objeto de un debate «intenso y profundo» de los bancos asociados «a fin de contribuir a paliar la situación de desamparo de muchas personas por causa de la crisis económica».

El anuncio fue hecho inicialmente por la banca y a ella se sumó horas despés la asociación de las Cajas, apuntando que » esta iniciativa se suma a los esfuerzos que, de manera independiente y desde el comienzo de la crisis, han desplegado las entidades para evitar los desahucios».

Así, indica que las entidades han estudiado caso por caso para ofrecer a los clientes hipotecarios la medida más oportuna, como refinanciaciones, periodos de carencia, daciones en pago con carácter voluntario o la adquisición de vivienda para su posterior alquiler al deudor, entre otras.