Una monja de 89 años pone en fuga a un ladrón en Marín

La religiosa nonagenaria del colegio de la Inmaculada acudía, Sor Elvira, acudía como todos los primeros de mes desde hace décadas, a pagar los alquileres de los pisos que sostiene esta entidad social en Marín para dar a las familias sin recursos, cuando fue víctima de un robo.

En una céntrica calle del municipio marinense, próxima a la sede de Cáritas un ladrón tiró con violencia del bolso que portaba Sor Elvira, arrastrándola por el suelo varios metros sin conseguir arrebatárselo.

Pese a su débil complexión física con 40 kilos y sus 89 años, la religiosa ofreció tal resistencia agarrada al bolso, que el ladrón dándose por vencido, huyó sin el botín.

Sor Elvira sufrió magulladuras y contusiones como consecuencia de este segundo intento de robo, que, como en una ocasión anterior perpetrado por dos mujeres y también con resultado infructuoso, no le ha impedido continuar con su incansable labor cotidiana de ayuda a los más necesitados.

Colectivos sociales y de vecinos marinenses, están promoviendo la celebración de un acto de “homenaje y agradecimiento popular” a título particular, a la hija de la caridad Sor Elvira y proponen al Concello que la nombre Hija Adoptiva de Marín.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar