Detectan escasez de traductores profesionales en los servicios asistenciales

Un estudio coordinado por profesoras de la Universidade de Vigo desvela que, si bien durante los últimos años la presencia de extranjeros en Galicia se ha incrementado considerablemente, la traducción e interpretación en los servicios públicos gallegos no cuenta con suficiente reconocimiento institucional. Así, además de detectar la escasez de este tipo de profesionales, el documento alerta de los riesgos que ello supone.

El análisis, el primero empírico sobre este ámbito que se realiza en Galicia, revela que existe una clara conciencia de las necesidades de comunicación en determinados ámbitos, como el sanitario y los juzgados, pero que aún no hay una percepción sobre la necesidad de profesionalizar la actividad de traducción e interpretación.

Así, ha constatado que en la mayoría de los casos no se contrata a profesionales, sino que se cuenta con intérpretes ‘ad hoc’. Este proceder, según el estudio, puede suponer un «grave riesgo», ya que sus posibles errores pueden perjudicar a los usuarios, al no poder acceder a los servicios públicos en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanos.

El estudio está coordinado por las profesoras María Isabel del Pozo Triviño y Elisa Gómez López y analiza la situación de la traducción y la interpretación en los ámbitos judicial, policial, notarial, sociosanitario y en las ONG.

En ellos se constata que la interpretación no se valora de igual forma que la traducción. «La interpretación, al tratarse de un servicio oral, y por lo tanto efímero, parece que puede ser realizado por cualquier persona con conocimiento de la lengua», señala Elisa Gómez al respeto.

ÁMBITOS

Es en el ámbito judicial en el que se ha constatado una mayor concienciación sobre la necesidad de utilizar traductores e intérpretes profesionales para paliar los problemas de comunicación con extranjeros, aunque, según explica María Isabel del Pozo, «aún queda mucho por hacer».

En cuanto al policial, la investigación desarrollada ha permitido detectar que el papel del profesional de interpretación es ambiguo pues, pese a que los propios miembros de la Policía reconocen la necesidad de la figura del traductor, el desconocimiento de la profesión por parte de los usuarios genera problemas para el intérprete.

Por otra parte, en los servicios sanitarios el traductor profesional sigue siendo desconocida, pues su presencia en España aún es incipiente y, en Galicia, se va un paso por detrás de otras comunidades en lo que a medios se refiere.

Finalmente, en el caso de las ONG se descubrió un escaso protagonismo de profesionales del campo de la traducción e interpretación, pues normalmente son los propios trabajadores de las organizaciones los que realizan estas tareas en la medida de sus posibilidades.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar