El Tesoro Público coloca 4,7 millones en bonos y cubre las necesidades de 2012

 

 

El Tesoro Público ha colocado 4.576 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses, ligeramente por encima de lo previsto, y ha bajado el interés de ambas al nivel más bajo desde el mes de abril.

La emisión española ha gozado de una entusiasta acogida por parte de las entidades financieras Del total de la subasta, 3.557,42 millones de euros corresponden a letras a un año con una rentabilidad del 2,978%, frente al 3,207% anterior, y el resto, 1.018,81 millones de euros, corresponden a letras a un año y medio con una rentabilidad del 3,15%, por debajo del 3,45% precedente.

La emisión española ha gozado de una entusiasta acogida por parte de las entidades financieras, que han solicitado 10.852 millones de euros, con lo que el ratio de cobertura, o proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado, ha sido alta, de 2,3 veces.

Esta es la primera subasta desde comienzos de septiembre y después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, cediera a la demanda de casi todos los países europeos y anunciara el nuevo programa de bonos soberanos con vencimientos entre uno y tres años.

Este compromiso restaba presión a la emisión española, que ya en la anterior emisión de deuda, que tuvo lugar el pasado 6 de septiembre, el Tesoro logró colocar 3.500 millones de euros con un descenso de la rentabilidad cercano al 40 % por la convicción de que el BCE anunciaría, como así ocurrió, un programa de compras de bonos soberanos.

El Tesoro Público quería aprovechar este martes la calma que reinaba en los mercados tras el anuncio del BCE. La prima de riesgo española, de hecho, perdió la barrera psicológica de los 500 puntos básicos antes de conocer la decisión de Draghi, e incluso se llegó a situar por debajo de la cota de los 400 puntos.

Todo apuntaba a que España acabaría solicitando la ayuda de Europa para reducir la presión sobre su deuda, aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dejó finalmente en el aire esta posibilidad y la incertidumbre propició un nuevo rebote de la prima de riesgo.

El indicador experimentó una fuerte subida el lunes y comenzó también el una nueva sesión al alza, en 435 puntos básicos, cinco más que la víspera, y con el interés del bono aún por encima del 6%. No obstante, a las 11 horas conseguía bajar hasta los 426 puntos.

El jueves habrá otra subasta: obligaciones a tres y diez años, un bono nuevo en el primer caso y la reapertura de una emisión a diez años con vencimiento en enero de 2022; se prevé conseguir también hasta 4.500 millones de euros.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar