Feijóo se muestra preocupado por el comportamiento de los socialistas con Pemex

El presidente de la Xunta y candidato popular a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, ha admitido este miércoles sentir «preocupación» y ha pedido «disculpas» a Pemex por el «comportamiento» del PSdeG, antes de censurar que los integrantes de la petrolera mexicana «decidan contratar dos buques de apoyo logístico de 300 millones» y, en vez de recibirles «como a clientes distinguidos», se les «apalee» y se les llame «mentirosos».

Así se ha pronunciado en una entrevista con la Cadena Cope, recogida por Europa Press, después de que Vázquez haya advertido a Feijóo de que, de no mostrar los contratos con la petrolera mexicana Pemex, lo denunciará «públicamente» por «entender que se trata de otro engaño más sobre una cuestión de vital trascendencia».

Al respecto, el presidente de la Xunta ha pedido disculpas porque «han venido aquí ha contratar dos buques de apoyo logístico de 300 millones de euros» y, «en vez de recibirles como a clientes distinguidos, les apaleamos y les llamamos mentirosos».

«A mí me preocupa y por eso le pido disculpas. Lamento que políticos de mi tierra tengan este comportamiento con esa petrolera», ha sentenciado, al tiempo que ha agregado que en este momento hay «tres astilleros en México intentando cerrar otros contratos para barcos remolcadores».

Según ha precisado, «dos astilleros de la Ría de Vigo y un astillero de la Ría de Coruña. «Imagínese las familias de estos astilleros escuchando al líder del PSdeG intentando cargarse el trabajo para más de 3.000 personas en los próximos 30 meses», ha apuntado.

AUTOMÓVIL Y SECTOR PRIMARIO

Ha valorado también el acuerdo con Citroën por el cual se han logrado «dos cosas muy importantes: la primera cuestión, la fabricación de las furgonetas eléctricas para todo el mundo y la segunda, más importante incluso que la anterior, son los tres nuevos modelos de vehículos» que se construirán en la factoría de Vigo. «Sin duda, una excelente noticia para el sector de la automoción que da empleo en Galicia a 40.000 personas», ha añadido.

Feijóo ha apuntado que ve «expectativas fundadas en el sector lácteo» porque, desde su punto de vista, «el ministro de Agricultura,  Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, por fin está actuando de ministro, sabiendo que el lácteo es una de las grandes oportunidades del sector primario español».

VÁZQUEZ Y TOURIÑO

Feijóo afirmó por otra parte,   que el presidente de la Xunta al que relevó en tras las elecciones autonómicas de 2009, el socialista Emilio Pérez Touriño, tenía «un bagaje intelectual y una formación mucho más sólida» que el ahora candidato del PSdeG, Pachi Vázquez.

«El presidente anterior, con el que he discrepado muchas veces, el señor Touriño, entre otras cosas porque, en mi opinión, tenía una dependencia total de los nacionalistas, tenía un bagaje intelectual y una formación mucho más sólida que este señor», ha manifestado Feijóo en alusión a Vázquez, en una entrevista concedida a la Cadena Cope, recogida por Europa Press.

A Feijóo le «decepciona profundamente» y le «preocupa» que alguien pueda «decir una cosa y su contraria, que pueda decir una cosa y hacer otra y que alguien pueda ser exactamente distinto cuando se pone delante de una cámara» porque cree que «Galicia no se lo merece».

En relación con las encuestas preelectorales, ha reconocido que «sin duda» son un arma de doble filo y ha advertido que, pese a que den al PP mayoría absoluta, «no hay nada ganado». «Las elecciones no se han producido todavía y tenemos la obligatoriedad de conseguir dos cosas: ganar y tener mayoría absoluta. Sin eso sabemos que no vamos a gobernar, dado que los tres partidos nacionalistas, el Partido Socialista e Izquierda Unida ya han dicho que no van a dejar gobernar al PP», ha subrayado.

Así, ha indicado que, «en el supuesto» de que las acciones llevadas a cabo por los distintos gobiernos centrales pasasen factura a los partidos políticos, en Galicia «es evidente que el PSdeG sacaría el peor resultado de su historia» y que «probablemente fuese la última fuerza política» porque, a su juicio, la situación y los efectos de la misma son consecuencia de «ocho años del PSOE y, señaladamente, los últimos cuatro».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar