Batalla ganada al fuego


El primer gran incendio forestal de este verano en la Comunidad gallega, que se inició en el municipio ourensano de O Barco de Valdeorras el pasado viernes y que ha afectado a entre 1.500 hectáreas y 1.600 hectáreas ha quedado definitivamente extinguido, según ha informado la Consellería de Medio Rural.

Desde la tarde desde las 15.15 horas del domingo, el fuego que se inició en la parroquia de Santigoso permanecía controlado, de manera que los trabajos se centraron, hasta su extinción a las 21.44 horas, en enfriar la zona para evitar que las llamas rebrotasen.

Según las últimas estimaciones de los técnicos que trabajan en el dispositivo la superficie afectada provisional se sitúa entre las 1.500 y las 1.600 hectáreas.

En los trabajos de control de este incendio participaron en total siete técnicos, 39 agentes forestales, 138 brigadas, un Grumir, 60 motobombas, seis palas, 13 helicópteros, 16 aviones y efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME).

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar