Feijóo anuncia que el incendio de Valdeorras está controlado

 

 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que el gran incendio forestal de O Barco de Valdeorras (Ourense), que ha calcinado unas 1.200 hectáreas según estimaciones provisionales del Gobierno gallego, está «controlado», y espera anunciar «en pocas horas» su extinción.

 

Así lo ha apuntado en declaraciones a los medios el presidente de la Xunta tras desplazarse este domingo a la zona afectada por el incendio, en donde ha destacado que «fue un trabajo titánico para tener controladas, en esta hora 50 del incendio, las llamas del perímetro».

El incendio se registró el viernes en el municipio ourensano de O Barco de Valdeorras y ha afectado también a la localidad de Rubiá, calcinando 1.200 hectáreas y obligando a desalojar viviendas de varias aldeas.

«Estamos relativamente esperanzados de poder dar en pocas horas la noticia de la extinción definitiva», ha remarcado Núñez Feijóo, para agregar que «en próximos días» se dará una cifra «definitiva» de la superficie afectada por el fuego.

 

SIN PRECEDENTES

Asimismo, Núñez Feijóo ha destacado que «no hubo nunca un fuego en Galicia con tantos efectivos como este», al tiempo que ha agradecido el labor de los medios implicados en las tareas de extinción, entre las que se encuentran 190 brigadas de la UME, medios áereos, brigadas y «docenas» de motobombas.

 

Ha agradecido la colaboración de los alcaldes de O Barco, Carballeda y Rubiá y el comportamiento «ejemplar» de los vecinos y explicó que se evaluarán los daños ocasionados por el fuego, y se estudiará la situación de cobertura de las casa quemadas.

Ha recordado que el incendio comenzó el pasado viernes y alcanzó un tamaño «pequeño» entonces, «pero el viento fue poderoso y no fue posible atajar las llamas», y ha agregado que la lucha en la zona no fue contra el fuego sino contra el viento, que hizo avanzar al fuego tanto por las copas de los árboles como por abajo.

CIEN DÍAS DE RIESGO

El presidente gallego ha incidido en que en Galicia quedan cien días de riesgo de incendios, pues la campaña de extinción aún no llegó a su ecuador, así que hizo un llamamiento a la responsabilidad ciudadana «para que todos ayuden a que Galicia siga siendo verde como fue siempre», y ha apelado al «compromiso social» para que se denuncie cualquier actuación delictiva en el monte.

Del mismo modo, ha enfatizado que el incendio iniciado en O Barco contó con un número de medios de extinción que nunca antes estuvieron en un incendio de Galicia y reiteró su efectividad. Poco después de la intervención de Feijóo, la Xunta ha decretado la desactivación del nivel de alerta 1 para este fuego.

PAGAR LOS GASTOS DE EXTINCIÓN

Alberto Núñez Feijóo ha respondido a preguntas sobre posibles cambios punitivos para los detenidos por incendiarios y ha recordado que propuso al Ministerio de Justicia dos medidas que fueron secundadas.

Una de ellas, ha señalado, es el aumento del tiempo de prisión de cinco a seis años porque en peticiones de condena de más de cinco años se puede añadir una medida de prisión preventiva y otra medida es la responsabilidad patrimonial del incendiario, que tendrá así que pagar los costes de la extinción del fuego que provocó y los daños ocasionados a las propiedades.

Antes de realizar sus declaraciones en los jardines del centro de coordinación de la extinción en O Barco, el presidente del Ejecutivo gallego recibió explicaciones sobre el avance del incendio, sobre un mapa de la zona a cargo del jefe del servicio de extinción de la provincia de Ourense, David Prieto.

Tras sus declaraciones visitó alguno de los lugares afectados por el fuego, pero los medios de comunicación no fueron informados sobre su destino.

 

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar