Medalla para el ferrolano Gómez Noya

 

El triatleta ferrolano Javier Gómez Noya confesó que la medalla de plata conquistada este martes en los Juegos Olímpicos de Londres junto al Lago de Hyde Park era un objetivo que venía buscando desde 2005, cuando se vio en la élite mundial, y destacó la dureza de una carrera en la que quedó por detrás del británico Alistair Brownlee y justo un escalón por encima en el podio de su hermano mayor Jonathan.

«Pesa más que las de la ITU», apuntó Gómez Noya casi una hora después de lograr la tercera plata española en Londres a la prensa escrita. Todo, incluida la ceremonia de entrega de medallas, se había retrasado por la indisposición de Jonathan Brownlee, que llegó agotado hasta el límite para ganar el bronce después de una penalización por subirse antes de tiempo a la bici en la transición desde el agua.

El gallego, que derrotó por vez primera en 2012 a Jonathan, estaba feliz por haber conseguido la medalla. «Cuando sales a competir sales a por el oro. Estoy satisfecho por cómo ha ido la carrera. Creo que he estado donde tenía que estar en todo momento y Alistair ha sido el más fuerte en los últimos kilómetros. No cambiaría nada, ha abierto ese huequecito, he intentado mantenerle, pero ha corrido muy rápido», explicó.

Gómez Noya se enfrentó sólo al equipo británico, a los hermanos Brownlee y a Stuart Hayes, también al eslovaco Richard Varga, que se había estado entrenando en las últimas semanas con el dúo británico y les echó una mano en el tramo de la bici, en el que se rodó «rápido», «no se ha parado» por el ritmo de Hayes y el «gregario» Varga.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar