Nuevo desembarco vikingo en Catoira

Miles de personas acudieron ayer a Catoira para disfrutar de una nueva edición de la Romería Vikinga, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional en el año 2002, que rememora el desembarco de los piratas nórdicos en las costas gallegas hace ya más de un milenio en la ría de Arousa.

El desembarco vikingo llega a Catoira todos los primeros domingos de agosto, desde que se incorporó a la fiesta en el año 1968. Esta cita del verano pontevedrés evoca la presencia de los normandos en las rías gallegas en la Alta Edad Media y sus intentos por saquear Santiago de Compostela. Es un espectacular simulacro de un desembarco desde un navío con la dramatización de todo lo ocurrido y la reproducción de los viejos drakar vikingos. Los protagonistas van vestidos como en la época con sus armas, cascos y toda su vestimenta con vestidos y gritos de guerra.

Los habitantes de Catoira dan vida a los invasores que increpan a los asistentes. Posteriormente tiene lugar una batalla entre los lugareños y los bárbaros siendo la sangre sustituida por vino. Luego los vikingos toman las Torres de Oeste. Actualmente numerosos visitantes de toda España y extranjeros se acercan a participar en esta romería-fiesta tradicional. En definitiva una de las mejores fiestas que se pueden ver no sólo en Galicia sino en España, la diversión y el vino no faltaron.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar