Descienden los jóvenes fallecidos en carretera en Galicia y aumentan de entre 35 a 44 años

   Las cifras de jóvenes fallecidos en carretera en Galicia registran «año tras año» un descenso, frente al aumento en lo que va de 2012 en el tramo de edad comprendido entre los 35 y 44 años, según el jefe provincial de Tráfico en A Coruña y coordinador en Galicia, Pedro Pastor.

En primer plano, la moto partida en dos; al fondo, retirada del cadáver

En una entrevista a Europa Press, Pedro Pastor asegura que «la velocidad, el alcohol y las distracciones son los tres enemigos» a la hora de apuntar a las causas sobre la siniestralidad en un año en el que, sin embargo, siguen descendiendo las víctimas en carreteras.

Así, hasta el 1 de agosto el número de fallecidos en vías interurbanas era de 69, frente a las 80 que hubo en 2011 en el mismo período de tiempo, lo que supone un 13,8% menos. Pese a que los meses de julio y agosto suelen ser, según Pedro Pastor, los «más problemáticos» -por un mayor volumen de tráfico de coches hacia la costa- este año en junio y julio hubo 20 víctimas frente a las 26 de 2011.

«Año tras año se registra una bajada paulatina», señala Pedro Pastor, quien compara estas cifras con las registradas en los mismos meses en el año 2007 con un total de 66 víctimas.

CAUSAS DEL DESCENSO

Sobre la causa de este descenso, el jefe provincial de Tráfico en A Coruña lo vincula con diversos factores. No obstante, señala que «la causa principal es el cambio de hábitos de los conductores», indica en relación a una conducción «más prudente» desde la aplicación de medidas como el carné por puntos, la reforma del Código Penal o las campañas de concienciación.

A ello, añade que hay que sumar «la mejora de las carreteras»; la vigilancia de las mismas y, en menor medida, la situación económica. «Hay algo menos de vehículos en circulación, pero la bajada de accidentes es más importante que la reducción de coches», indica.

Pese a esa bajada, siguen siendo las provincias de A Coruña y Pontevedra las que contabilizan un mayor número de siniestros con víctimas mortales, una circunstancia que Pedro Pastor relaciona con el hecho de que haya también «más vehículos en movimiento» que en Lugo y Ourense. Este año la provincia de A Coruña es, además, la única provincia que ha registrado un aumento de víctimas mortales.

EDADES DE LAS VÍCTIMAS

En cuanto a las edades de los fallecidos, afirma que en el caso de los jóvenes «a pesar de la mala fama que tienen y que los accidentes son más espectaculares» hay un descenso «año tras año». Hasta el 25 de julio, hubo 6 conductores menores de 24 años frente a los 11 del año pasado.

Por el contrario, este año han incremento en el tramo entre 35 y 44 años, al tiempo que también se registran importantes cifras de víctimas entre los mayores de 64 años «porque es mayor el número de peatones en esa franja y porque cada vez más hay más conductores que traspasan esa edad», explica el jefe provincial de Tráfico.

CONCIENCIACIÓN DE LOS PEATONES

De los 69 fallecidos contabilizados hasta el 1 de agosto, 14 eran los peatones. Solo en el mes de enero hubo 10 peatones fallecidos, la mitad de los que hubo en todo el año pasado.

«Es un problema que estamos abordando», reconoce Pedro Pastor, quien afirma que la mayoría se producen cuando la víctima está cruzando y es atropellada cuando atraviesa el segundo carril de la calzada.

Sobre estos accidentes, admite que uno de los problemas es que en Galicia «mucha gente vive prácticamente al lado de la carretera y que hay mucha travesía». Para reducir el número de víctimas, se ha creado una comisión de seguridad vial que se ha fijado, entre otros objetivos, programar charlas para crear «buenos hábitos» entre los peatones o fomentar el uso de chaleco reflectante.

ALCOHOL Y ACCIDENTES

Por otra parte, el jefe provincial de Tráfico en A Coruña y coordinador en Galicia incide en la relación entre accidentes y alcohol, aunque subraya la labor realizada en este ámbito a través del incremento de los controles de alcoholemia. En concreto, en la campaña realizada del 9 al 15 de julio, se realizaron casi 14.000 pruebas, de las que 245 dieron positivo.

Pedro Pastor considera que el tema del alcohol está «muy controlado» y que debe seguirse este mismo criterio en el caso del consumo de drogas. Con todo, recuerda que todavía «el 30% de los accidentes están vinculados al alcohol».

Al respecto, afirma que la celebración de juicios rápidos por conducir ebrio favorece la concienciación de los conductores, excepto en el caso de los que tienen una dependencia con el alcohol. «Se trata de un problema de salud y hay que intentar enfocarlo desde otro punto de vista», indica al proponer que se trabaje para que acudan a programas de desintoxicación.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar