Funcionarios intentan infructuosamente entrar por la fuerza en el Parlamento

Otros funcionarios, los del Cuerpo Nacional de Policía, impidieron la entrada por la fuerza al Parlamento de Galicia

Varias decenas de personas han cortado la calle de O Hórreo en Santiago de Compostela durante más de una hora y media y han tratado de entrar por la fuerza en el Parlamento de Galicia, donde este jueves se celebra un pleno extraordinario en el que se aprobará la traslación a Galicia del recorte de la paga extraordinaria de diciembre a los funcionarios, decretado por el Gobierno central.

Para evitar que los integrantes de esta protesta entrasen en la Cámara, varios agentes de la Policía Nacional se vieron obligados a cerrar y asegurar las verjas de la entrada del Pazo do Hórreo, así como a aproximar un furgón policial a la entrada para impedir que las personas que expresaban su «indignación» por los recortes lograsen acceder.

Mientras los policías realizaban estas maniobras, los manifestantes los reprendían con gritos de «fascistas» y los instaban a trabajar «en favor de la democracia». «Esta vez ayuda a la democracia», han proclamado reiteradamente en una protesta en la que las sirenas no cesaron de sonar y en la que se lanzaron huevos hacia dentro del Parlamento.

Los recortes a los empleados públicos y, en concreto, la supresión de la paga extraordinaria de Navidad, fueron los ejes sobre los que pivotó la protesta, a la que acudieron representantes de UGT, CC.OO., CIG y Satse, entre otras organizaciones sindicales.

Entre sus consignas, se pudieron escuchar consignas como ‘Feijóo dimite, el pueblo se va a pique’, ‘Incompetencia’, ‘Hay que desobedecer’, ‘Feijóo, cabrón, trabaja de peón’ y ‘Huelga general’.

Fue sobre las 17.30 horas cuando las decenas de personas concentradas ante el Parlamento gallego empezaron a marcharse, despidiéndose desde megafonía llamando a continuar las manifestaciones en próximas convocatorias. «¡La lucha continúa!», proclamó un portavoz.

«GOLPE DE ESTADO» CONTRA LOS DERECHOS

En declaraciones a Europa Press, uno de los asistentes a la protesta, el secretario xeral de CIG-Ensino, Anxo Louzao, ha justificado la protesta «ante la actitud de total sumisión» de Feijóo ante Madrid y ha acusado al Gobierno dgallego de acometer «un golpe de estado» contra los derechos de los empleados públicos y del conjunto de los ciudadanos.

«Estos recortes no son justificables y minan los derechos laborales y sociales», ha manifestado Louzao, convencido de que la suspensión de la paga extra supone subir «un escalón más en la barbarie» que, a su entender, están protagonizando los populares en Galicia y en Madrid.

«Están tumbando las conquistas sociales, laborables y democráticas», ha alertado Louzao, quien ha llamado a la «lucha» porque «el PP no tiene límites».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar