El techo de gasto baja 300 millones y se sitúa en los 8.400

)

   La Xunta ha fijado en 8.481 millones de euros el techo de gasto no financiero para 2013, lo que supone una caída de 290 millones –un 3,3 por ciento– con respecto al gasto ajustado de 8.771 millones en 2012. La previsión es que la Comunidad sufra un decrecimiento económico del 0,4 por ciento, una décima menos que en el ámbito estatal, y que la tasa de paro «mantenga el diferencial positivo de 4,2 puntos» en relación a la del conjunto del Estado, que será del 24,3 por ciento.

Lo han manifestado al término del Consello de la Xunta que ha dado luz verde al límite de gasto, ya remitido a la Cámara autonómica, el máximo mandatario autonómico, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira de Facenda, Elena Muñoz. Ambos dirigentes han explicado que, pese a que la caída en relación al techo anterior –que se ajustó de 9.172 a 8.771 millones– es del 3,3 por ciento, el «impacto» sobre el gasto real en la Comunidad será sólo de «algo más del 1 por ciento».

 

 

Muñoz ha aclarado que, si bien inicialmente el límite de gasto fijado para 2012 fue de 9.172 millones de euros, el Gobierno gallego tuvo que corregir posteriormente a la baja esta cifra (hasta 8.771 millones) cuando tuvo la confirmación de los ingresos que recibiría la Comunidad mediante transferencias, lo que no ocurrió hasta la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) por parte del Gobierno que dirige Mariano Rajoy.

Por ello, ha esgrimido que la comparación «en términos homogéneos» es la de los 8.481 millones de 2013 con los 8.771 ajustados para el presente ejercicio. En cualquier caso, ha apuntado, al igual que Feijóo que, gracias a medidas como las aplicadas sobre los empleados públicos y en farmacia, se podrá afrontar «alrededor de las dos terceras partes» del total de ajuste que toca en 2013, garantizando que el gasto social «se mantendrá» o sufrirá, a lo sumo, ajustes mínimos.

El jefe del Ejecutivo también ha resaltado que este techo de gasto, cerrado tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de este martes, conforme a los principios de «rigor y responsabilidad», permitirá hacer unos presupuestos para el próximo ejercicio que garanticen la «solvencia» de la comunidad y que ésta cumpla con el déficit del 0,7 por ciento fijado para las autonomías en 2013.

Asimismo, ha negado que el cambio de la postura en este foro por parte de Galicia, que en la última reunión del CPFF había dado un «sí crítico» al objetivo de déficit para el próximo ejercicio, responda a «razones políticas» y ha alegado que entonces la Xunta «no conocía» las entregas a cuenta, «114 millones más que en el pasado ejercicio», ni la capacidad de endeudamiento para la Comunidad (del 15,4 por ciento para 2013).

TECHO DE GASTO «REALISTA»

Además de subrayar que las «novedades» relativas a las entregas a cuenta y a la capacidad de endeudamiento justifican que el «sí crítico» inicial de Galicia se concretase «en un sí» en la pasada jornada, Feijóo ha defendido que su Gobierno continuará con la política de «rigor, responsabilidad y solvencia» en las cuentas públicas en 2013 al fijar un techo de gasto «realista» y acorde con la situación «actual».

El objetivo será «blindar» el gasto social y «mantener a la baja» el gasto corriente e improductivo. Ha enfatizado la importancia de que, a diferencia de lo que ocurre en otras autonomías, el límite de gasto gallego se remite a la Cámara y ha proclamado que «probablemente» el impacto del ajuste que tendrá que hacer Galicia «sea el menor» del conjunto de las comunidades españolas.

Para lograrlo, ha subrayado que fue necesario acometer una reducción gradual desde que tomó las riendas del Gobierno gallego en 2009. «Hoy las cuentas son un 20 por ciento más contenidas que cuando empezamos la legislatura. Otros lo tienen que hacer en dos años», ha reflexionado, para añadir que Galicia es «la única comunidad» que puede decir que mantendrá el equilibrio de sus cuentas y cumplirá con el déficit.

«El déficit no tiene que controlar a Galicia, Galicia tiene que controlar el déficit», ha aseverado el máximo mandatario autonómico, antes de agregar que, de lo contrario, «será el déficit el que controle a las familias gallegas, los servicios públicos y el autogobierno».

CAPACIDAD DE GASTO DE 2005

En su intervención, la titular de Facenda ha desgranado que el grueso de la capacidad de gasto de Galicia procede del sistema de financiación autonómica, por el que Galicia prevé lograr 6.194 millones de euros.  Mediante el resto de recursos –tributos propios, fondos de la Unión Europea (UE) y transferencias finalistas del Estado–,  se prevé ingresar otros 1.748 millones.

A estos ingresos no financieros de 7.942 millones, habría que sumar los 407 millones de euros de la capacidad de endeudamiento y 132 millones más por ajustes en la contabilidad nacional, lo que daría lugar a los 8.481 millones a los que asciende el techo de gasto de la Comunidad para 2013.

Muñoz ha incidido en que, en gran medida, la bajada del techo de gasto en relación a este ejercicio se debe a que la capacidad de endeudamiento de Galicia será menos de la mitad, al pasar del 1,5 al 0,7 por ciento del PIB autonómico.

También ha subrayado, al igual que Feijóo, que desde que se inició esta legislatura el Gobierno gallego ha ajustado su presupuesto en un 20 por ciento. Con este techo no financiero, la capacidad de gasto de la Administración autonómica se situará en el nivel del año 2005.

«MEJOR» POSICIÓN DE GALICIA

Núñez Feijóo ha insistido en que esta «mejor» situación reducirá el «ajuste» que la Xunta tendrá que hacer en sus próximos presupuestos, evitando «medidas drásticas» que tienen que asumir otras comunidades, y ha defendido que el techo de gasto autorizado este miércoles permitirá «hacer unos presupuestos útiles y responsables, que blinden el gasto social y reafirmen a Galicia como una de las comunidades más solventes».

El techo de gasto de 8.481 millones aprobado atiende, ha defendido, a los principios de «rigor y responsabilidad» para poder «priorizar» los servicios públicos frente a la crisis. Y es que, ha advertido, una de las «principales» herramientas que tiene el Gobierno son sus presupuestos, que pueden «mejorar» el estado de una comunidad o llevarla «a una situación sin salida».

Ha apuntado que esto es lo que ha ocurrido en otras comunidades, para añadir que las cuentas «saneadas» por la Xunta con un comportamiento de reducción «progresiva» de los presupuestos para adaptarlos a la situación económica desde 2009 permiten ahora que Galicia esté en una situación «menos compleja» que otras autonomías que sí se ven obligadas a tomar «medidas drásticas».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar