El PP llama al Banco Central Europeo a evitar que los especuladores dañen a España

El vicesecretario de Estudios y Programas del Partido Popular, Esteban González Pons, ha afirmado hoy que el BCE tiene en su mano el cortar el juego de los especuladores con la prima de riesgo española. “Si el BCE quiere, esto se acaba el lunes”, ha dicho. “Si no se acaba el lunes es porque el Banco Central Europeo no quiere o porque alguien no quiere que el BCE quiera. Puede que alguien, en contra del espíritu de la UE, quiera que España y los países del sur no pertenezcan al mismo club que los países del norte de Europa” ha dicho. Pons ha insistido en que “no caben dos Europas ni dos euros”. “La UE nació para evitar guerras, enfrentamientos y segregaciones y por eso no puede suceder que la inacción del BCE provoque que Europa vuelva a dividirse entre ricos y pobres”.

En este sentido ha explicado que pese a los esfuerzos que se están realizando, la prima de riesgo ha seguido subiendo y los mercados siguen teniendo desconfianza hacia España. A su juicio esto se produce por los movimientos de los especuladores que no reaccionan frente a las medidas del Gobierno y “anticipan y cruzan apuestas sobre lo que creen que va a pasar”. “Muchas veces apuestan contra España porque con esa apuesta provocan que las cosas le puedan ir mal a nuestro país por lo que es una apuesta ganadora desde el principio”, ha explicado.

Para el dirigente popular “España ha hecho lo que debía y los españoles han padecido lo que se les pedía. Ahora le toca al BCE echar una mano”, ha dicho. La Unión Europea debe impulsar la confianza en España a la vista del rigor con que el Ejecutivo español está aplicando las mismas o muy parecidas políticas que Alemania en 2003 y del sacrificio los españoles. “Confío en España y el Gobierno español y creo que si el Banco Central Europeo detiene la especulación, nuestro país va a saber reinventarse y recuperarse”, ha asegurado.

DECISIONES VALIENTES Y POLÍTICA “POR VOCACIÓN”

El dirigente popular, que ha clausurado los Cursos de Verano de Jávea, ha recordado que estamos en un momento muy difícil y” el paro y la crisis tienen que ocupar todas nuestras energías y reflexiones”. A su juicio pensar en cómo solucionar esos problemas es lo que da sentido a hacer política. El Gobierno se está viendo obligado a tomar decisiones muy dolorosas para los ciudadanos y que nunca le hubiera gustado tomar. “El Gobierno está tomando decisiones valientes, responsables y necesarias. Ser político es voluntario. Si no se está en política por vocación, es momento de marcharse”, ha dicho.

Así, ha explicado que el Partido Popular no puede cambiar los años de malas políticas de Zapatero que “los españoles vamos arrastrar durante mucho tiempo”. Ahora estamos en un escenario nuevo y los españoles debemos aspirar a ser en este mundo nuevo tan importantes como fuimos en el escenario anterior. En este sentido ha pedido a los sindicalistas y los socialistas, que hicieron la política económica de los cuatro últimos años, que colaboren con el Gobierno para resolver los problemas que ellos han creado.

POLÍTICA DIRECTA Y COMPORTAMIENTOS EJEMPLARES

Para Pons los políticos deben garantizar que los españoles no van a ver que sus esfuerzos resultan estériles. Hay mucha gente criticando al Gobierno pero “no escucho a nadie ofreciendo políticas alternativas: unos porque no las tienen y otros porque tuvieron la oportunidad y no supieron que hacer con ella”.

El dirigente popular ha insistido en que, en estos momentos, la política tiene que ser humilde, cercana y comprensible, hablar el lenguaje de sus votantes. El político debe aceptar que es un funcionario eventual, un servidor público y ser el primero en saber que no hay lugar para la alegría con el dinero ajeno, ni para las ocurrencias y la improvisación. “Es momento de la política directa y austera y de los comportamientos ejemplares”, ha dicho.

El vicesecretario del PP ha explicado que primero atravesamos por una crisis financiera a la que el Gobierno de Zapatero no supo responder y se transformó en una crisis de empleo y económica que ha derivado en una crisis social, que es la que ahora está afrontando el Gobierno del PP. Los ciudadanos están perdiendo la confianza y ese problema es el que hay que atajar porque desde la confianza se construye solidaridad y estado de bienestar.”Hoy más que nunca es momento de cultivar valores como la lealtad y la esperanza para que los ciudadanos vuelvan a tener confianza en las instituciones que ellos mismos se dieron y expectativas de cara al futuro”, ha afirmado.

Para González Pons muchos ciudadanos están enfadados y no les falta razón. En este sentido ha recordado que la situación económica es hoy muy compleja y “no hay alternativa” porque, no hacer nada, nos conduciría al “abismo”. Así, ha destacado que mientras otros se están poniendo muy nerviosos, el Ejecutivo está manteniendo la calma. “Cuando dentro de unos años hayamos superado esta crisis podremos decir a todos, con la cabeza alta, que hemos cumplido el 100% de nuestro programa electoral”, ha afirmado.

El dirigente popular ha concluido que los españoles tienen que elegir entre ser una “Alemania en el 2003 o Grecia en el 2011”. Alemania tomó en su momento las decisiones que está adoptando ahora España y, por eso, ahora está como está. “Visto desde fuera, la elección debe estar clarísima”, ha asegurado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar